Plaza de Tirso de Molina
La plaza de Tirso de Molina, en un día laborable. JORGE PARÍS

Se lo juegan todo a una carta y, si pierden, se enzarzan en una trifulca con sus compañeros de timba. Es lo que ocurre cada tarde en la plaza de Tirso de Molina (Centro) donde, según ha denunciado la asociación de vecinos y comerciantes Atila, son constantes las reyertas entre inmigrantes que acuden a la zona para participar en partidas de cartas con apuestas nada despreciables.

A veces viene la Policía a la plaza por las peleas, pero cuando se van la arman grande «Yo les he visto con billetes de 50 euros, aunque hay gente que les ha visto apostar billetes de 100 euros», asegura la presidenta de la asociación, Pilar García, que afirma que los jugadores son jóvenes subsaharianos que por las noches se retiran a pisos y albergues de acogida.

«¿De dónde sacan el dinero?», se pregunta. Pero lo peor, según los vecinos, son los gritos y las peleas que se originan como consecuencia de los naipes, por lo que han pedido al Ayuntamiento de Madrid que ubique de forma permanente en la plaza una patrulla de la Policía Municipal. «A veces viene la Policía, pero cuando se van la arman grande», dicen.

Orines por todas partes

«Sólo pedimos que se comporten como es debido», demandan los vecinos, que están hartos de que los jugadores orinen en cualquier parte y de que las placas que se instalaron para colocar flores se estén utilizando como urinarios, tal y como publicó 20 minutos el pasado 27 de septiembre. A esto se suman los malos olores que ya se han convertido en uno de los males crónicos de la plaza, según reconocen los vecinos.

Consulta aquí más noticias de Madrid.