Soldados españoles
Miembros de la unidad logística de repatriación encargada de trasladar todo el material militar de la base de Mostar en 2007. Manuel Bruque / EFE

La ministra de Defensa, Carme Chacón, ha asistido este lunes en Sarajevo al acto con el que se ha puesto fin a la misión de las tropas españolas desplegadas en Bosnia y se ha procedido al traspaso de las responsabilidades de la UE a las autoridades del país balcánico.

Carme Chacón dio "por cumplida" la misión española en Bosnia y anunció que del mismo modo se darán por cumplidas las misiones en "Afganistán, Somalia o Líbano".

El año pasado España se retiró de Kosovo

España se retira de Bosnia tras dieciocho años ininterrumpidos y deja veinte militares para adiestramiento.

A partir de ahora comenzarán a regresar los más de cien militares y treinta y cuatro guardias civiles actualmente desplegados en la operación Eurofor de la UE.

La salida de España de Bosnia también supone la retirada de las misiones españolas que se pusieron en marcha en los Balcanes a raíz de la guerra de Yugoslavia (el pasado año España se retiró de Kosovo).

En su intervención en el acto celebrado en la base de Camp Butmir, Chacón aseguró que España seguirá participando en la misión ejecutiva de la UE para asesorar a las autoridades del país balcánico.

Dieciocho años en la zona

Los últimos soldados que se encuentran en la zona, en la que España ha permanecido 18 años de forma ininterrumpida y por la que han pasado unos 50.000 militares, comenzarán el repliegue definitivo tras la ceremonia de hoy, en la que la UE pasa a asumir una misión denominada "no ejecutiva".

A partir de ese momento, el Ejército de Tierra llevará a cabo una nueva misión, cuyo objetivo fundamental será asesorar a las Fuerzas Armadas bosnias en su adiestramiento y preparación.

Será desempeñada por una unidad generada por el Mando de Adiestramiento y Doctrina, que estará al mando de un teniente coronel.

El nuevo contigenente español estará compuesto por una treintena de personasEl contingente español estará compuesto por una treintena de personas, entre asesores e intérpretes, que se desplegarán "codo con codo" dentro del Mando de las Fuerzas Armadas de Bosnia-Herzegovina, según el Ejército de Tierra. Sus trabajos se desarrollarán en la ciudad de Travnik.

Hasta ahora, el contingente español, bajo el mando del teniente coronel Ángel Herrezuelo, está compuesto por unos 200 militares, la mayoría perteneciente a la Fuerza de Infantería de Marina Expedicionaria.

También hay personal del Ejército de Tierra destacado en el Centro de Coordinación Regional en Mostar y dirige cuatro equipos de observación y vigilancia (LOT) en las localidades de Mostar, Capljina y Trebinje.

El contingente desplegado en Bosnia-Herzegovina fue condecorado recientemente con la medalla europea de la operación "Althea", en un acto celebrado en la base Camp Butmir de Sarajevo, presidido por el jefe de la fuerza de la UE, general Bernhard Bair.