Los cadáveres de dos niños aparecieron la noche del domingo en el interior de una bañera de un piso de Tarragona, donde fue hallado inicialmente el cuerpo de una mujer de unos 26 años, en avanzado estado de descomposición, y con signos de violencia, ha confirmado un portavoz de los Mossos d'Esquadra.

El hombre estaba "bajo tratamiento psiquiátrico" y se había quedado sin trabajoAunque los cadáveres todavía no han sido identificados, todo apunta a que se trataría de los hijos de la mujer, de origen magrebí, cuyo marido, que tiene varias denuncias por malos tratos, se encuentra en paradero desconocido.

De hecho, la mujer había pedido al juez en diciembre de 2009 que levantara la orden de alejamiento que pesaba sobre su pareja, ahora principal sospechoso del triple crimen. Sin embargo, el magistrado denegó su petición. El alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros, ha confirmado que el juez había dictado orden de alejamiento contra el hombre en 2009 por malos tratos y que este estaba "bajo tratamiento psiquiátrico" y se había quedado sin trabajo.

Las muertes pudieron haberse producido hace una semana

Fueron los vecinos los que el domingo por la tarde alertaron a los Bomberos y a los Mossos del fuerte olor que salía del inmueble, situado en el primero tercera del número 9 de la calle Reial de Tarragona, en el barrio marítimo de la ciudad.

Los Bomberos entraron por una ventana con la ayuda de una escalera mecánica y encontraron el cuerpo sin vida de la joven, que podría llevar una semana fallecida ya que presentaba un avanzado estado de descomposición. Después se ha conocido que junto al cadáver de la joven estaban los cuerpos de los dos niños, todos dentro de la bañera y cubiertos de yeso y cal.

Según estas fuentes, tanto la mujer como los niños llevaban varios días muertos, y de ahí el fuerte olor y el proceso de descomposición que se había iniciado ya en sus cuerpos. Los Mossos de Escuadra buscan al marido. De confirmarse que se trata de un caso de violencia machista, esta mujer de origen marroquí sería la número 57 que fallece por esta lacra.

Una persona con un carácter difícil

Al parecer, la mujer vivía con su marido y dos hijos de 3 y 5 años. Los vecinos explican que son originarios de Tanger y que habían pasado las vacaciones de verano en Marruecos. El marido, según los vecinos, era una persona de difícil carácter, que había tenido varios desencuentros con la comunidad y peleas con su mujer.

El ayuntamiento de Tarragona ha convocado un minuto de silencioEl presidente de la Asociación de Vecinos del Puerto, José Ruiz, ha asegurado que no veía a la joven desde el pasado lunes, y que fue el pasado martes cuando vio por última vez al marido. Ruiz se acercó anoche al ver el despliegue de policías y bomberos y ha comentado que los agentes de los Mossos le comentaron que era "escabroso", pues acababan de encontrar el cuerpo de la fallecida dentro de la bañera y supuestamente cubierto con yeso o cal.

Por otra parte, el ayuntamiento de Tarragona ha convocado un minuto de silencio frente a la sede consistorial, en la Plaça de la Font, a las doce del mediodía, para mostrar su rechazo a este suceso, informan fuentes municipales.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.