Eduardo Noriega: "El cine debe estar muy atento porque todo está cambiando"

Eduardo Noriega: "El cine debe estar muy atento porque todo está cambiando"

Eduardo Noriega
Eduardo Noriega en el Festival de Sitges. (Prensa Sitges)
Ampliar
  • Es uno de los protagonistas de 'Agnosia', de Eugenio Mira.
  • Una película de misterio y romance ambientada en el S. XIX.

El 5 de noviembre llega a las pantallas Agnosia, segundo largometraje del alicantino Eugenio Mira. Una película de misterio y romance ambientada en la Barcelona del s. XIX. Está protagonizada por Bárbara Goenaga, Félix Gómez y Eduardo Noriega en un peculiar triángulo amoroso imposible. Sobre el personaje que interpreta Noriega, y sobre sus posibles inquietudes para dirigir tal vez algún día o el estado del cine actual conversamos con el actor en el marco del Festival de Sitges, donde se presentó el filme.

¿Qué le atrajo sobre su personaje de Carles cuando leyó el guión?
Me gustó la trama de suspense con la de amor, un amor imposible, un amor a tres, en esa Barcelona de 1899. Es una persona que es incapaz de dar un paso adelante para asumir sus responsabilidades, con la empresa, con un matrimonio que le han adjudicado con alguien que siempre ha visto como una niña, enferma, y no como una mujer.

En esta ocasión hace de galán, pero compartido.
El verdadero galán es el otro (Félix Gómez) porque representa el amor pasional. Sin embargo, mi personaje es alguien incapaz de dejarse llevar y darle lo que ella quiere.

Como película de época que es, ¿qué significó pasearse por esa Barcelona de finales del siglo XIX?
Al principio hay muchos miedos para no llevar nuestra gestualidad y nuestra forma de expresarnos a la época. Cuando trabajas en el personaje y empiezas a investigar en sus intenciones, carencias, miedos y sentimientos, te das cuenta de que la época es la misma. Luego cuando comienza y llega la dirección artística, el vestuario o la fotografía es un caramelo y te das cuenta que todo encaja. Y, por cierto, la Barcelona que vemos no es nada turística sino los bajos fondos, callejones oscuros, y esa Barcelona industrial pero también con burdeles y fumaderos de opio.

Quien sea el director no me resulta determinante para elegir la película.

¿Cuál sería su escena preferida?
Hay una secuencia que me gusta especialmente, casi al final, que es cuando por fin parece que mi personaje se va a enfrentar a la causante de todos sus males (Martina Gedeck), y arremeter contra todo y contra todos. Pero al final acaba yéndose con la cabeza gacha. Es una persona un tanto apocado y pusilánime.

La curiosidad del argumento es que tiene mucho más peso la trama romántica que la de misterio.
Sí. No es una película de sustos, sí que hay suspense, pero lo que prevalece es este triángulo de amor imposible.

¿Prefieres trabajar con directores españoles, europeos, de Hollywood, nóveles…?
No elijo los proyectos por la nacionalidad. Quien sea el director no me resulta determinante para elegir la película. Desde luego hay directores con los que me gustaría trabajar, pero no por su personalidad sino por su talento y capacidad.

¿Cómo es trabajar a las órdenes de Eugenio Mira?
Es alguien muy consciente de todo, de lo que es el guión, el montaje, la fotografía, la música… Es muy talentoso.

¿Algún día le veremos dirigir?
De momento no tengo nada. Sí que conozco toda esta coreografía de la cámara, el valor del plano, de la panorámica, el travelling… pero no tengo esta inquietud real. Algún día seguramente llegará.

Me gustaría meterme en alguna película de Alex de la Iglesia, en estos elementos de locura, góticos, indescifrables.

¿Y escribir guiones?
Acabo de escribir la adaptación de la novela ‘Presentimientos’, de Clara Sánchez. Lo he escrito con Santiago Tabernero. Va a dirigir él la película, yo la interpretaré; y ha sido un proceso muy enriquecedor. Pero tampoco es un objetivo en mí ser guionista o director. Y considero que como actor tengo mucho aún por demostrar y por aprender.

¿Volviendo a la interpretación, hay algún registro que le gustaría hacer y nunca se lo han propuesto?
Intento hacer cosas diversas: thriller de Hollywood como En el punto de mira; cine como Petit indi de Marc Recha, que no tiene nada que ver en cuanto a intenciones o presupuesto… Pero sí que me gustaría meterme en alguna película de Álex de la Iglesia, en estos elementos de locura, góticos, indescifrables… me gustaría algún tipo de personaje así.

¿Al cine español le resulta muy difícil todavía competir con las grandes superproducciones de Hollywood?
La industria española es muy frágil. Y además es muy difícil llevar la gente al cine. Todo está cambiando, está Internet, los formatos… ahora los muchachos de 15 o 20 años no los metes en una sala de cine durante más de dos horas. El cine debe de estar muy atento porque las cosas están cambiando...

¿Difícil hallar soluciones?
Está el 3D... quizás cambios técnicos, con contenidos más adultos para atraer también otro tipo de público. Pero si somos capaces de hacer buenas historias llevaremos gente a la sala. Y fenómenos como Celda 211 son muy infrecuentes, cada semana hacia más taquilla que la anterior, esto no ocurre casi nunca, ni con las grandes superproducciones. Hay que dar calidad y diversidad.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url https://www.20minutos.es/noticia/840912/0/eduardo/noriega/entrevista/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios