La niña, que tuvo recientemente un hermano, es la sucesora del heredero noruego.