CiU y Gobierno se congratulan del acuerdo sobre el Estatuto
Reuters Reuters

'Este es un pacto de Estado con mayúsculas, que tendrá consecuencias positivas para todos. Dicho de otra manera, Cataluña avanza en su autogobierno sin que España se rompa', dijo Artur Mas en la rueda de prensa posterior a la reunión que mantuvieron él y Josep Antoni Duran i Lleida en La Moncloa con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

'Quien en España no se sume a este acuerdo, queda fuera del futuro', dijo Mas.

Por su parte, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, dijo que el acuerdo se escribía con una gran 'C' de Constitución y señaló que el Gobierno aspira aún a conseguir el máximo consenso posible.

'Este es un acuerdo que abre la puerta a una nueva modernización del Estado (...) a una España más rica, más moderna, más plural y más solidaria', dijo de la Vega en rueda de prensa.

El acuerdo alcanzado en la noche del sábado consiguió desbloquear la negociación en los capítulos que habían obstaculizado las conversaciones casi desde el principio: la financiación y la denominación de Cataluña como nación.

Finalmente, Zapatero y Mas consensuaron que el texto recoja en el preámbulo la palabra nación para describir 'el sentimiento y la voluntad de la ciudadanía catalana', aunque en el articulado se hablará de 'nacionalidad' para hacer compatible el Estatuto con la Constitución.

El acuerdo sienta además las bases para que la Generalitat gestione más del 50 por ciento de los tributos y en un plazo de dos años se cree una agencia tributaria que centralice todos los impuestos.

Desde Bruselas, el ministro de Economía Pedro Solbes definió el acuerdo como 'positivo' y extensible a otras comunidades autónomas.

EL DIFICIL ESCOLLO DEL PP

La portavoz del Ejecutivo anunció que en los próximos días se reunirá el portavoz socialista parlamentario y responsable de la negociación del acuerdo, Alfredo Pérez Rubalcaba, y con el portavoz de los populares en el Parlamento, Eduardo Zaplana, para sondear las posibilidades de que el PP se sume finalmente al acuerdo.

No obstante, el secretario general del PP, Ángel Acebes, se mantuvo firme en el rechazo frontal al acuerdo y arremetió contra Zapatero por haber cedido ante Cataluña.

'Zapatero, de manera ilegal e inconstitucional, ha entregado, ha cedido que España ya no sea la única la nación y que lo sea Cataluña. A partir de este momento, ya Cataluña puede tratar de tú a tú a España, (...) como dos naciones con relación de bilateralidad y en plano de igualdad', dijo Acebes.

La declaración de Acebes chocó con una actitud más moderada de los populares catalanes.

Aunque estaba prevista para el martes una reunión entre Zapatero y una delegación de ERC, ambas partes decidieron aplazarla.

'Mañana (martes) no estábamos en condición en ningún caso de asistir a una reunión en Moncloa con el presidente del Gobierno que además hubiera tenido un desenlace incierto, y por tanto contraproducente incluso para las partes', dijo Joan Ridau, de ERC, que agregó que mañana se estudiarán las propuestas para estudiar la conveniencia de la reunión para el miércoles.

/Por Blanca Rodríguez e Itziar Reinlein/