Paul Naschy
Paul Naschy en una escena de 'La herencia Valdemar'. Universal

La edición número 43 del Festival de Sitges rendirá, una vez más, tributo a la memoria uno de los grandes iconos del cine de terror y fantástico español, el legendario Paul Naschy el mismo día de la inauguración del certamen, mañana jueves 7 con la proyección de varios de sus más recientes trabajos, aún inéditos, y un breve recordatorio sobre su obra.

Se presentará La sombra prohibida, su interpretación póstuma en un largometraje y segunda parte de La herencia Valdemar, dirigida de nuevo por José Luis Alemán y basada en la novela de H.P. Lovecraft. Una producción española realizada en dos entregas y sin recurrir a ninguna subvención. El estreno del largometraje está previsto en España para el 28 de enero de 2011.

También podrá verse el cortometraje Los árboles, protagonizado por Naschy, y el documental El hombre que vio llorar a Frankenstein, producido por La Cruzada Entertainment, Waldemar Media y la revista Scifiworld. Y al día siguiente, viernes, una maratón a medianoche incluirá una de sus películas clásicas, El gran amor del Conde Drácula (1972) dirigida por Javier Aguirre.

El hombre de las mil caras

<p>El caminante</p>Su interpretación de Waldemar Daninsky, un hombre condenado por la maldición de la licantropía, le valió a este madrileño de nombre real Jacinto Molina Álvarez el reconocimiento internacional de los aficionados al género. Un mito que empezó en 1968 con La marca del hombre lobo y un personaje que seguiría desarrollando en posteriores películas, sobre todo en La noche de Walpurgis (1971), la más recordada de la saga.

Actor, director, escritor y dibujante en su faceta artística, fue pionero de un tipo de cine muy poco valorado pero que ha marcado a varias generaciones de fans y cinéfilos. Encarnó a los personajes más variados a lo largo de un centenar de películas y llegó a dirigir catorce Películas de terror, o con abundantes dosis de erotismo, hechas con ínfimos presupuestos unas y claramente orientadas a un mercado internacional otras.

Su idilio con el Festival de Sitges viene de lejos. Ha sido galardonado allí en 3 ocasiones: Mención especial por su contribución al cine fantástico en 1971, Mejor actor en 1975 por La maldición de la bestia y el premio honorífico La Máquina del Tiempo por el conjunto de su carrera profesional. Además, la sección paralela Brigadoon entrega el premio Paul Naschy al mejor cortometraje.

Enlaces
  • http://sitgesfilmfestival.com/cas