Vecinos de Diego de Riaño critican el "castigo" que supone la celebración del Festival de las Naciones

Un sector de vecinos de la calle Diego de Riaño, en el entorno del Prado de San Sebastián de Sevilla, ha criticado el "castigo" que para los residentes del entorno supone la celebración del Festival de las Naciones en los Jardines del Prado, por la contaminación acústica que implica y la merma en el descanso vecinal que ello supone.

Según ha informado a Europa Press el presidente de la asociación de vecinos 'Huerta de la Salud', José Miguel González Cruz, la situación se ha agravado en los últimos años, toda vez que lo que antes era un evento que duraba una semana "ahora se ha situado en un festival cuya duración a efectos prácticos es de un mes y medio".

"Los vecinos están muy quemados, y algunos incluso tienen la sensación de que parece un castigo por todo lo sucedido por la biblioteca universitaria y nuestra oposición a que se ubicara en los jardines", ha expuesto González Cruz en referencia al litigio que mantiene paralizada la obra de la arquitecta Zaha Hadid en una parte de los jardines, añadiendo que el entorno de Diego de Riaño es el más perjudicado, ya que "apantalla a todos los demás".

A juicio de los afectados, "los parques deben usarse para el uso familiar y de ocio con el que fueron concebidos, y no como si fueran un mercado persa, sobre todo en el caso de los Jardines del Prado, que muchas veces son utilizados para eventos ajenos a su utilización original".

El líder vecinal ha concluido señalando que la utilización de los Jardines del Prado para estos eventos "acaba dañando al parque, que no fueron concebidos para albergar este tipo de actos".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento