El Ayuntamiento de Marchena espera recuperar en dos semanas las competencias arrebatas en el Conjunto Histórico

Aprobada definitivamente en el último pleno la modificación urbanística fruto del acuerdo del Conjunto Histórico
Casco histórico de Marchena
Casco histórico de Marchena
ARCHIVO

El Ayuntamiento de Marchena (Sevilla), gobernado por Juan Rodríguez Aguilera (PA) en coalición con el PP, ha elevado ya al Gobierno autonómico el acuerdo plenario que plasma la aprobación definitiva de la modificación puntual promovida en sus normas subsidiarias para su adaptación parcial a la Ley de Ordenación Urbana de Andalucía (LOUA), extremo comprendido en el acuerdo alcanzado con la Consejería de Cultura para resolver el conflicto desencadenado al aprobar el Consejo de Gobierno una ampliación del perímetro del Conjunto Histórico Artístico hasta un total de 81,7 hectáreas.

El alcalde, Juan Rodríguez Aguilera, informó a Europa Press de que el último pleno del Ayuntamiento ha aprobado, de manera definitiva, esta modificación puntual del artículo 23 del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Marchena, maniobra destinada a encajar las zonas que el planeamiento urbano califica como "arrabales históricos", en la nueva delimitación aprobada por el Consejo de Gobierno para el Conjunto Histórico Artístico.

Y es que el principio de acuerdo alcanzado entre el Ayuntamiento de Marchena y la Consejería de Cultura contemplaba la plena validez de la delimitación aprobada por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía para el Conjunto Histórico Artístico, si bien las restricciones urbanísticas de esta figura de protección patrimonial regirían sólo en el sector "intramuros" del Conjunto Histórico Artístico, cuya superficie se extiende en unas 18 hectáreas. En el resto de la delimitación, que abarca 81,7 hectáreas, debe regir la normativa urbanística de "arrabales históricos".

De cualquier forma, esta modificación puntual de las normas subsidiarias que encaja en la nueva delimitación las zonas clasificadas como "arrabales históricos" ha superado los trámites por lo que al Ayuntamiento se refiere, con lo que el alcalde visitó el pasado viernes la Consejería de Cultura al objeto de depositar el acuerdo plenario. En este escenario, manifestó en declaraciones a Europa Press su esperanza de que en el plazo de "15 días", el departamento de Paulino Plata restituya al Consistorio las competencias urbanísticas de las que fue despojado al aprobar el Consejo de Gobierno la citada ampliación del perímetro del Conjunto Histórico Artístico.

Antes del mencionado principio de acuerdo, como se recordará, el Ayuntamiento había formalizado ya ante la Consejería de Presidencia un recurso de reposición contra el citado acuerdo del Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, solicitando además al Gobierno andaluz la suspensión de los efectos del decreto impugnado y la recuperación de las competencias urbanísticas ahora depositadas en la Comisión provincial de Patrimonio Histórico. Y es que, como ya se informó en su momento, todas las fuerzas políticas del Consistorio; PA, PP, PSOE e IU-CA, estaban en contra del decreto del Consejo de Gobierno que formalizaba la ampliación del perímetro del Conjunto Histórico Artístico hasta 81,7 hectáreas al creer desproporcionada la envergadura del procedimiento.

El procedimiento de ampliación

En el expediente incoado por la Dirección General de Bienes Culturales de la Junta de Andalucía para ampliar el Conjunto Histórico Artístico de Marchena, que parte de la declaración formalizada en 1966, el Ayuntamiento alegó aportando más de 200 páginas de datos, fotografías, planos y documentos sobre las bases históricas y legales de la trama urbana afectada, dado que el Gobierno municipal reclamaba que se redujese la envergadura del procedimiento.

La Consejería de Cultura, no obstante, entendía en una documentación recogida por Europa Press que la declaración del Conjunto Histórico Artístico materializada en 1996, al limitarse al recinto amurallado, no catalogó "otros sectores que tuvieron su origen en el proceso de morfogénesis de la ciudad durante la conformación de los arrabales históricos", ámbitos que hoy día "conservan inalteradas las características tipológicas de la trama urbana y suficientes ejemplos del tipo edificatorio de su arquitectura tradicional".

Insertos en este parcelario de carácter histórico pero "no protegido" en la declaración de Bien de Interés Cultural de 1966, existen "inmuebles de interés histórico, arquitectónico y artístico, destacando las iglesias de San Pedro, San Agustín o la Encarnación, los centros conventuales y un numeroso conjunto de edificios de carácter monumental compuesto por las diferentes muestras de arquitectura palaciega", por lo que la Dirección General de Bienes Culturales resolvía imponer la protección a "un ámbito de mayor dimensión" a través de este procedimiento.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento