Zabaleta prevé en días la firma del traspaso y dice que el Gobierno vasco está "más consolidado" con esa competencia

No ve "demasiado sentido" a que un "abuelo prolongue su vida laboral más allá de los 65 años y su nieto de 20 años esté parado"

La consejera de Empleo y Seguridad Social, Gemma Zabaleta, ha afirmado que la reunión de la comisión mixta de transferencias para la firma del traspaso de las políticas activas de empleo es una cuestión de "días". Asimismo, ha indicado que el Gobierno vasco es "ahora más fuerte y está más consolidado con esa competencia.

En una entrevista en El Correo, recogida por Europa Press, Zabaleta ha explicado que se están "casando las agendas" para la reunión de la Comisión Mixta de Transferencias, aunque ha precisado que su voluntad es que se produzca "con la máxima inmediatez" para poder proceder a las modificaciones legales o la publicación del estatuto de Lanbide.

"Hemos trabajado en el diseño de Lanbide durante este año de retraso, que fue consecuencia del veto del PNV a la transferencia en 2009, y por ello podremos poner el servicio en marcha el 1 de enero. En cualquier caso, hablamos de un plazo de días para la firma", ha añadido.

En relación al citado Servicio Vasco de Empleo-Lanbide, ha subrayado que ya está "diseñado y acordado con los agentes sociales", por lo que, a lo largo de los próximo años se producirá el despliegue de instalaciones, reordenación y consolidación del personal, e "incluso la contratación de nuevos profesionales".

Zabaleta ha negado que el Gobierno vasco haya podido ser un convidado de piedra en la negociación de esta transferencia, puesto que el Ejecutivo que dirige Patxi López marcó la prioridad política de la transferencia, "algo que no habían hecho los gobiernos anteriores", y, a continuación, inició la negociación.

Respecto a la labor del PNV, la consejera se ha "felicitado" de que este partido haya planteado la negociación al Gobierno español "en los términos de la hoja de ruta que había establecido el Ejecutivo vasco, sin saltarse las 'líneas rojas' y sin seguir perjudicando los intereses de la sociedad y desempleados vascos".

"¿Quién ha ganado aquí? Ganamos todos, la sociedad vasca en su conjunto, sobre todo si se compara con el coste de la no transferencia. El Gobierno vasco es ahora más fuerte y está más consolidado con esa competencia", ha agregado.

Zabaleta ha reiterado que la negociación "la ha llevado el Gobierno vasco durante todo este tiempo" aunque, "en última instancia, en una negociación exprés, el PNV haya tenido un interés especial en introducir y culminar este proceso", cuestión que "tampoco nos tiene que incomodar".

Respecto a la importancia de la transferencia para el Departamento que dirige, ha advertido de que no poseerla "no sería razonable en esta época de crisis" y no le parecería "presentable por una cuestión de principios".

Ley de empleo

En cuanto a la Ley de Empleo, ha adelantado que este texto legal "tiene que recoger dónde se residencia la competencia, que es Lanbide, y la colaboración con las entidades privadas y las administraciones".

"Entiendo que los ayuntamientos, desde su papel de dinamizadores de su propia zona, tienen mucho que aportar. Nosotros pensamos en un Lanbide que prime muchísimo los procesos de activación personal, la corresponsabilidad. No queremos una Euskadi subsidiada y tampoco tener a la gente entretenida en una formación que no mejora su situación con respecto al tejido productivo. Por eso, la vinculación con el área de Industria es fundamental", ha explicado.

Zabaleta también se ha referido a la reforma laboral aprobada por el Gobierno central, sobre la que no espera cambios en el futuro y que, a su entender, es "sólo una parte de las cosas que hay que modificar para una gran cambio de país".

La consejera ha considerado "desalentador que el PP no tenga proyectos o modelos alternativos a los del Gobierno" y ha insistido en que son necesarios cambios "de calado" porque, aunque el marco legal no es la causa de la crisis, "ayuda a que ésta se exprese de una forma o de otra".

"La alta tasa de temporalidad y la escasa adaptabilidad interna de las empresas han favorecido una flexibilidad muy patológica, que es el despido. Todo esto lo comparten sindicatos y empresarios. Por ello, creo que es necesario retomar el diálogo social para reformar las pensiones, las políticas activas y la negociación colectiva. Es necesario un gran cambio cultural sobre las relaciones laborales y el empleo. O ganamos todos o perdemos todos. Hay que introducir nuevas cosas en la negociación colectiva que incidan en la competitividad de las empresas", ha afirmado.

Por último, en cuanto a una ampliación en la edad de jubilación, ha considerado que es "más importante crear más empleo" y pensar "en cómo incorporar al mercado laboral a los jóvenes en paro, que dejaron la enseñanza de manera muy temprana por un empleo en sectores de muy poco valor añadido".

"Hay que recuperarlos para la formación, y eso requiere esfuerzo y recursos. Gran parte del futuro de las pensiones pasa por más personas cotizando y trabajando y, por otro lado, no tiene demasiado sentido que pensemos que el abuelo prolongue su vida laboral más allá de los 65 años, mientras que su nieto con 20 años está en parado", ha concluido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento