El grupo Bahá'í de Logroño realiza un homenaje en recuerdo del intérprete fallecido en Afganistán, Ata'ulláh Taefy

El acto tendrá lugar este domingo, día 3 de octubre, a las 12,00 h. en la dirección del Grupo Bahá'í de Logroño, de Avenida Madrid

El Grupo Bahá'í de Logroño realiza este domingo, día 3 de octubre, un homenaje en recuerdo de D. Ata'ulláh Taefy Kalili intérprete de las Fuerzas Armadas Españolas destacadas en servicio en Afganistán así como un acto en memoria de los dos miembros de la Guardia Civil, el capitán, José María Galera Córdoba, y el alférez, Abraham Leoncio Bravo Picallo, fallecidos en Afganistán.

Los tres fueron asesinados el pasado 25 de agosto en Afganistán. La viuda e hijos del traductor, Dª Diana Jiménez, Dª Nasim Taefy y D. Naiim Taefy, estarán presentes en el acto que se realizará a partir de las 12,00 horas en Avenida Madrid 154, urbanización 'Las Villas' Casa 25.

Ataollah, de 54 años de edad, nació en Irán, lugar de origen de la religión bahá'í, dónde en la actualidad esta comunidad sufre persecución a pesar de ser la minoría religiosa más numerosa del país. Vivía en España desde hacía 33 años, tenía nacionalidad española, casado con una española y dejó dos hijos, de 21 y 16 años, todos ellos miembros de la Comunidad Bahá'í de Zaragoza.

El intérprete fallecido se trasladó a España con el objetivo de divulgar los principios de unidad en diversidad enunciados por Bahá'u'lláh, el fundador de la Fe Bahá'í, religión que ya profesaban sus padres y abuelos.

Durante todos estos años en España, Ataollah dedicó su tiempo y energías a trabajar por los principios bahá'ís de unidad del género humano, eliminación de prejuicios, igualdad entre el hombre y la mujer, unidad de las religiones y educación universal, entre otros.

La Fe Bahá'í es una religión independiente establecida en España desde 1948, tiene presencia en todas las provincias y los bahá'ís de España desarrollan actividades para promocionar el establecimiento de una nueva sociedad basada en la armonía y la unidad del género humano.

Según los principios bahá'ís, el alma del ser humano no termina con la muerte física, sino que sigue progresando en el mundo espiritual. Por ello, las ceremonias bahá'ís del funeral y del entierro consisten en la lectura de textos sagrados y oraciones que ayuden al progreso del alma del fallecido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento