Berlusconi supera también en el Senado el voto de confianza a su inestable Gobierno

  • Su Gobierno sigue contra las cuerdas después de que su aliado Fini se desentendiera, con un grupo de diputados, de seguir apoyándole.
  • En cambio los 'díscolos' no votaron contra la disolución del Ejecutivo.
  • El primer ministro había superado otra moción similar en el Congreso.
  • Berlusconi, envuelto en otra polémica por un chiste sobre judíos.
Silvio Berlusconi, en una foto de archivo
Silvio Berlusconi, en una foto de archivo
EFE / STRINGER

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, superó este viernes en el Senado un voto de confianza a su programa de Gobierno, después de que el jueves lograra también el respaldo de la Cámara de los Diputados con el apoyo del grupo de su ex aliado Gianfranco Fini.

La cuestión de confianza fue aprobada con 174 votos a favor, 129 en contra y 2 abstenciones, en una sesión en la que la mayoría absoluta se cifraba en los 152 senadores. También esta moción, que ofrecía muchas menos dudas que la del día anterior pues el Gobierno no necesitaba el apoyo de otros grupos para superar el trámite, fue aprobada con el respaldo del grupo parlamentario de Fini, Futuro y Libertad para Italia (FLI).

Berlusconi había comparecido por la mañana en el Senado para explicar su programa (federalismo económico, reforma fiscal, iniciativas para el sur, Justicia y Seguridad). En la posterior sesión de réplicas, el primer ministro lanzó un guiño al FLI, escindido de su partido tras la expulsión de Fini y que salvó su Gobierno.

"Hoy todos los parlamentarios elegidos dentro de la mayoría del Ejecutivo confirman el apoyo al Gobierno. Todos, también quienes han hecho una elección -para mí dolorosa- de separación, cuya acción parlamentaria será llevada adelante bajo el signo del espíritu constructivo y leal de siempre", dijo.

"Estamos satisfechos, porque se cierra una temporada de polémicas internas que no han hecho bien a la mayoría" de Gobierno, añadió Berlusconi, en referencia al apoyo del grupo de su ex aliado, que muchos interpretan como una hipoteca de futuro para el Ejecutivo de cara a aprobar sus próximas leyes.

La expulsión de Fini del partido de Berlusconi Pueblo de la Libertad (PDL) el pasado 29 de julio ante los desacuerdos públicos entre ambos políticos y la posterior escisión del FLI con 35 diputados supuso tal terremoto en el Ejecutivo italiano, que dejó en el aire su mayoría absoluta en la Cámara Baja.

El primer ministro decidió plantear un voto de confianza para saber si contaba con el apoyo suficiente para seguir o debía convocar elecciones, cuestión que tampoco queda ahora resuelta del todo, pues algunos de sus socios de la Liga Norte (LN) siguen apostando por los comicios anticipados ante el carácter decisivo de los votos del FLI.

A pesar de la incertidumbre, Berlusconi se mostró hoy más relajado que ayer y se permitió, incluso, lanzar a la bancada de la oposición algunas de sus habituales frases en tono provocador, para, según dijo, ofrecer un poco de diversión, pues por la mañana el ambiente era tan aburrido que casi se dormía.

Chistes sobre judíos

En otro orden de cosas, Berlusconi es también noticia por la polémica ha vuelto a estallar en Italia tras la publicación de un vídeo en la edición digital del diario La Repubblica en el que el primer ministro, Silvio Berlusconi, conversando con un grupo de seguidores, ataca a los magistrados y cuenta un chiste sobre judíos.

Berlusconi conversa con los jóvenes en tono jocoso sobre su portavoz Paolo Bonaiuti, del que dice que "está ya agilipollado" de tanto tener que desmentir las declaraciones que falsamente publica la prensa.

Bromeando con los jóvenes, el primer ministro afirma que tiene "una chica y una historia cada día"; después les cuenta un chiste sobre judíos, que ha sido calificado como "antisemita" por la oposición y criticado por las asociaciones judías del país.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento