Zapatero habla con Correa, que afirma que la situación es "muy tensa"

El Gobierno español mostró este jueves su total respaldo al Ejecutivo de Ecuador y a las instituciones democráticas de este país ante las noticias existentes sobre un "intento de golpe de Estado", según un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores.

"Ante las noticias de un intento de golpe de Estado en la República de Ecuador, el Gobierno de España quiere condenar firmemente cualquier ruptura de la legalidad constitucional y reitera su apoyo al Gobierno legítimo y a las instituciones democráticas de Ecuador", subraya el comunicado del Ejecutivo.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, habló por teléfono con el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, para transmitirle el apoyo de España a las instituciones democráticas ecuatorianas y condenar la insubordinación de parte de las fuerzas de seguridad del país.

Fuentes del Ejecutivo informaron de que la conversación tuvo lugar mientras Correa permanecía en el hospital en el que había sido atendido tras resultar herido en una de las concentraciones y del que, le dijo a Zapatero, tiene dificultades para salir. Además, dijo a Zapatero que la situación es "muy tensa".

El jefe del Ejecutivo español condenó la crisis provocada por estos policías e hizo un llamamiento para que la situación vuelva a la normalidad y se respeten las instituciones democráticas y la figura del presidente democráticamente elegido. En este contexto, Zapatero y Correa acordaron mantenerse en contacto por vía telefónica.

El propio titular de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos,condenó cualquier intento de golpe de Estado que se pueda dar en Ecuador y aseguró que España movilizará "todo su arsenal diplomático" para defender la legalidad constitucional y al Gobierno de este país.

Moratinos conoció la situación que padece Ecuador, con protestas policiales por diversas ciudades del país, mientras comparecía ante la Comisión de Exteriores del Congreso. Tras su comparecencia, el ministro habló con el embajador español en Quito, quien le informó de que la situación en el país es "muy confusa y muy preocupante", aunque no habló específicamente de golpe de Estado, sino de revueltas policiales.

Respaldo al Gobierno vigente

Moratinos subrayó que el mensaje que quiere transmitir el Ejecutivo español es de "clara condena" a cualquier intento de golpe contra la legalidad constitucional vigente en Ecuador y contra su Gobierno.

"Estaremos muy encima, movilizando todo nuestro arsenal diplomático, europeo e internacional, para que esta revuelta acabe", garantizó, antes de apuntar que las noticias que le llegan desde Ecuador es que las fuerzas armadas respaldan al Gobierno vigente.

Por otra parte, el ministro dijo no tener noticias sobre el estado de salud del presidente, Rafael Correa, que estaba siendo atendido, tras hacerse daño en una pierna, en un hospital de la Policía, donde permanecía atrapado al impedirle salir un grupo de manifestantes.

El Secretario General Iberoamericano, Enrique Iglesias, expresó su "solidaridad con la democracia ecuatoriana" y el "rechazo a cualquier tentativa de alterar el orden constitucional" en el país andino, a través de un mensaje que transmitió al embajador de Ecuador en España, Galo Chiriboga Zambrano.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento