Cándido Conde-Pumpido
El Fiscal General del Estado, Cándido Conde-Pumpido. ARCHIVO

El fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, ha vinculado este martes a los siete miembros de Askapena, detenidos esta madrugada en el País Vasco y Navarra por su relación con ETA, con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Es importante luchar contra el sistema de protección del terrorismo "Es importante luchar contra este sistema de protección que el terrorismo tiene a través de conexiones internacionales, en este caso con las FARC, que es una organización afortunadamente en decadencia pero que tiene conexiones internacionales", ha dicho Conde-Pumpido.

El fiscal general ha asegurado que estas detenciones suponen un "golpe duro y fuerte" contra el "entramado de protección" de ETA que pone de relieve que el Estado se mantiene "absolutamente firme" en su lucha contra la banda terrorista.

Sin novedades de la tregua

El fiscal general ha recordado las palabras que pronunció el pasado martes, durante la apertura del año judicial, respecto a que, en la lucha contra ETA, "la novedad es que no hay novedad".

Por su parte, el ministro de Justicia ha asegurado también que las detenciones demuestran que el Gobierno sigue trabajando tal y como lo ha hecho siempre. "Y lo vamos a seguir haciendo con independencia de que anuncien treguas o falsas treguas", ha añadido Caamaño.