El Ayuntamiento de Pontevedra ha inaugurado el nuevo Parque Forestal de Pontillón, un terreno gravemente afectado por la ola de incendios de 2006, y recuperado en los últimos meses mediante el plan Monte Vivo.

La inversión ha ascendido a 590.000 euros, que permitieron la plantación de unos 1.300 árboles de 23 especies distintas, todas autóctonas y propias de la zona de ribera en la que se sitúan.

La inauguración, a la que ha asistido el alcalde y el concejal de Montes de Pontevedra, Miguel Fernández Lores y Miguel Vázquez Plaza, ha consistido en una ruta de senderismo por el entorno.

A la celebración, abierta al público en general, se han sumado un grupo de ciclistas, integrantes del Club de Montañeros y del Club de Piragüismo de Verducido. El regidor local ha señalado que "merece la pena conocer" la transformación de este espacio "sensacional".

Por su parte, Vázquez Plaza ha destacado que el proyecto de Pontillón "supone la recuperación de un espacio de ocio con una gran tradición en la parroquia de Verducido, pero que también tendrá un gran valor para los vecinos de la comarca".

El alcalde de Pontevedra se ha mostrado satisfecho por el resultado de esta actuación, que "permite disfrutar de la naturaleza a un paso de la ciudad".

Los mayores esfuerzos del proyecto se han dedicado a la limpieza de la zona para retirar la madera quemada, la preparación del suelo y la plantación posterior de una amplia superficie que ardió en 2006.

Precisamente, para evitar los posibles incendios en el futuro, la concejalía de Montes ha optado por plantar árboles caducifolios, "más idóneos para evitar la propagación del fuego, creando barreras naturales contraincendios".

árboles plantados

Así, se pueden encontrar ejemplares "de cierto porte" de liquidambar, acer, aliso, castaño, roble, haya, fresno, tulipíferos, alerce, metasequoya y ciprés. También se han plantado sauces, pinos, acebos, abedules, avellanos, laureles, tilos, cerezos y serval de cazador.

Además, en el lugar conocido como Outeiro do Castro, donde la Comunidad de Montes de Verducido y los vecinos celebran la Festa do Canteiro, se han realizado también plantaciones de árboles, se han adecuado los accesos, se ha instalado una fuente y diverso mobiliario urbano, junto con un parque infantil.

Para poder ejecutar todas estas mejoras, el Ayuntamiento de Pontevedra firmó un convenio con los comuneros, en el que ceden parte de ese ámbito, si bien la propiedad continúa en manos de la Comunidad de Montes, que se podrán beneficiar del aprovechamiento maderero que generen en adelante las especies forestales instaladas.

Otro de los elementos incorporados al Parque Forestal es un mirador sobre el embalse y la pista de piragüismo. En la propia presa, se ha acondicionado una senda fluvial que bordea todo el vaso del embalse, con una longitud de 4 kilómetros.

A lo largo del recorrido se ha recuperado un puente afectado por las riadas posteriores a los incendios de 2006. Y para facilitar la creación de zonas se sombra, también en este paseo se han plantado árboles, se han instalado bancos, balancines infantiles y diversos puntos de pesca en todo el recinto del embalse.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.