Ocho personas van a ser juzgadas, a partir del próximo martes, en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Ciudad Real por un delito de tráfico de drogas por el que el fiscal pide en total 42 años de cárcel.

Se trata de un clan familiar en el que se integraban tres mujeres, la madre de ellas, la pareja de dos de las chicas y dos ciudadanos de origen marroquí, uno de los cuales se encontraba en situación irregular en España.

Los hechos se remontan a mayo de 2006, cuando se desarrolló una operación de la Policía Judicial en localidades como Ciudad Real capital, Argamasilla de Calatrava y Puertollano.

La actuación policial llevó a la incautación de 2,5 kilos de hachís y unos 200 gramos de cocaína, alijo que se valoró en unos 19.000 euros, además de unos 13.000 euros en metálico.

El fiscal solicita 5 años de prisión para siete de los procesados, mientras que para uno de los ciudadanos marroquíes implicados en la operación pide siete años de internamiento.