El Colegio Oficial de Médicos de Toledo ha interpuesto un recurso contencioso-administrativo contra la orden autonómica que regula el procedimiento para la objeción de conciencia en la aplicación de la Ley del Aborto al considerar que limita a determinadas especialidades "el derecho fundamental y constitucional de cualquier médico, que de forma individual, quiera ejercer su derecho a objetar".

En nota de prensa, el Colegio que preside el doctor Luis Rodríguez Padial informa de que, una vez recabados sendos informes de la asesoría jurídica y la comisión de ética y deontología médica, ha recurrido ante el Tribunal Superior de Justicia la orden que regula "el procedimiento para la objeción de conciencia" y "la creación de un registro de profesionales sanitarios objetores".

Según indica, el Colegio está en desacuerdo "con la limitación de la objeción de conciencia en el aborto a sólo los médicos especialistas ginecólogos y anestesistas" y considera que "no se puede limitar a determinadas especialidades el derecho fundamental y constitucional de cualquier médico, que de forma individual, quiera ejercer su derecho a objetar en conciencia".

Asimismo, y en contra del argumento esgrimido por el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) respecto a que no existe la posibilidad de objeción de conciencia en el aborto por parte de los médicos de atención primaria, el Colegio de Médicos de Toledo entiende que estos médicos "tienen todo el derecho del mundo a objetar en conciencia en el aborto".

En este contexto, señala su desacuerdo con la creación de un Registro de Objetores de Conciencia en el aborto, ya que considera que además de "no estar clara su utilidad y finalidad", este registro puede incurrir en una vulneración de la Ley de Protección de Datos, "al permitirse que personas que no tienen responsabilidades en la gestión del aborto puedan tener acceso a éste".

A su juicio, "lo realmente útil y práctico sería comunicar por escrito, y de forma individual y voluntaria, a la Dirección Gerencia correspondiente la objeción de conciencia en este tema". Asimismo, señalan que tampoco son partidarios de crear uno de estos registros en el propio Colegio.

Por último, el Colegio de Médicos de Toledo informa de que pone a disposición de cualquier colegiado que lo solicite una Guía de Objeción de Conciencia Sanitaria al Aborto y recuerda que la objeción de conciencia es un derecho individual que otorga la Constitución Española a los profesionales sanitarios.

Consulta aquí más noticias de Toledo.