La localidad turolense de Arcos de las Salinas concluirá este mes de octubre la última fase de las obras de rehabilitación de la Iglesia de la Inmaculada Concepción, que lleva 38 años cerrada.

Según ha indicado en declaraciones a Europa Press, fuentes municipales, en este templo, del siglo XVIII, se está procediendo a la pintura de los elementos artísticos y la instalación de la iluminación,

Las obras de reparación de este templo, declarado Bien de Interés Cultural y Monumento Histórico-Artístico, han contado con un presupuesto de 50.000 euros financiados por el Departamento de Presidencia del Gobierno de Aragón, la Diputación de Teruel y donaciones populares.

Consulta aquí más noticias de Teruel.