La Universidad de Oviedo comienza este lunes, 27 de septiembre, el curso académico para los alumnos de Primero con un aumento de más 500 matrículas respecto al año pasado, un incremento que es especialmente llamativo en algunas titulaciones como el grado de Química, en el que será necesario desdoblar grupos.

Así, el rector de la Universidad de Oviedo, Vicente Gotor, ha reconocido en declaraciones a Europa Press que existe un "pequeño problema" ya que el lunes empiezan los alumnos de Primero, después de conocerse los resultados de la última convocatoria de septiembre de Selectividad, y en algunas titulaciones "hay una demanda muy elevada", como es el caso de Química o Estudios Ingleses, en las que "se duplican" las cifras del año pasado.

No obstante, Gotor se muestra "satisfecho" por la "completa normalidad" con la que se inició el curso académico y resalta que el adelanto del curso al 14 de septiembre "no ha supuesto ningún problema".

En cuanto a la posibilidad de adaptar las plazas a la capacidad de los centros, Gotor afirma que por el momento la Universidad no se plantea poner nuevos numeros clausus, porque su objetivo es "adaptarse a la situación" y poder ofertar formación "a cuantos más alumnos, mejor, siempre con garantías de calidad". "Si se habla de que disminuyen los alumnos y lo que interesa es captar alumnos, sería absurdo entrar en polémicas de este tipo", dice.

Por ello, considera que el problema de este curso ha sido cuestión de "tiempos", y espera que el próximo curso se puedan tener el número de matriculados "antes, previsiblemente en agosto", para poder "planificar" las clases. "Esperamos que el año que viene la segunda convocatoria de la PAU se celebre en julio y que las clases puedan empezar para todos los cursos incluso antes del 13 de septiembre con más calma", remarcó.

San mateo no se interpone con las clases

Por otra parte, el rector afirma que San Mateo se ha compaginado "perfectamente" con la actividad universitaria en el primer año que coincide el inicio del curso académico con las fiestas locales de Oviedo, que se desarrollaron entre el 10 y el 21 de septiembre.

"No hubo ningún problema porque la administración trabaja por la mañana y en San Mateo el jaleo es de tarde y de noche", argumentó reseñando que cerca de los 'Chiringuitos' está el Edificio Histórico y la actividad administrativa, mientras que sólo la Facultad de Psicología está en la zona antigua. "La normalidad fue absoluta y no recibí quejas de ningún tipo", añadió.

Por ello, ante la posibilidad de que el inicio del curso coincida a partir de ahora con las fiestas, el rector considera que "no supondrá problemas" ya que San Mateo "no se interpone con las clases".

Respecto al rechazo que mostró el año pasado por la sugerencia de que la Semana Negra de Gijón se celebrase en las proximidades del campus universitario de Viesques, Gotor ha resaltado que "no tiene nada que ver" con las fiestas de San Mateo.

"En Oviedo donde está la fiesta es en el centro, donde no se imparte ninguna clase, y sólo están los servicios centrales y la administración, que a las 14.00 horas cierra. Otra cosa bien diferente es que se ponga una fiesta en un recinto universitario donde hay clases, proyectos y exámenes. Son actividades muy diferentes que no tienen punto de comparación", concluyó.

Consulta aquí más noticias de Asturias.