La Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo (Hostemur) ha advertido que la industria turística "no saldrá en bloque" de la crisis económica que, a su juicio de su presidenta, Soledad Díaz, "se prolongará hasta 2011 o, incluso el primer semestre de 2012".

Y es que ha explicado recientemente una mayor precariedad de las familias, "repercute en todos los sectores productivos, desde los hoteles hasta los restaurantes".

Por lo que éste, señaló, ha sido el verano "que mejor ha escenificado la crisis, tanto la que sufre el país como las familias", ya que la campaña turística de este verano en la Región de Murcia ha sido "atípica e inestable", en la que los establecimientos hoteleros de la Costa Cálida registraron una ocupación media del 70 por ciento en agosto.

De hecho, subrayó, "según nos han transmitido los propios hosteleros y restauradores, los clientes que antes pedían dos entrantes ahora se decantan por compartir un único plato principal, o que el 90 por ciento de los clientes sólo se pide una copa al entrar a un pub".

Es decir, apuntó Soledad Díaz, "que los empresarios constatan que ya no se produce el consumo masivo de antes de la crisis, porque el turismo está muy relacionado con el dinero sobrante".

Tras lo que ha reclamado una vez más una "total implicación" de los alcaldes de los municipios costeros con el objetivo de mejorar la imagen de las playas murcianas, así como su colaboración para "hacer más promoción turística".

Finalmente, Hostemur subrayó la necesidad de una "inyección" de actividades en los meses de verano en los distintos municipios de la Región de Murcia. "Hay que recurrir a la imaginación y al ingenio para atraer a la gente a Murcia", apostilló Díaz.

A pesar de ello, la Federación considera que la situación de cara al final de año es "optimista" gracias a eventos como el de Manifesta 8, la Bienal Europea de Arte Contemporáneo, así como una mejora del sector en el panorama nacional, "al que habrá que sumarse".

Consulta aquí más noticias de Murcia.