Los terrenos "más antiguos" de la Península Ibérica (más de 600 millones de años), situados en la comarca de Las Villuercas-Ibores-Jara, aspiran a convertirse en el quinto geoparque español en incorporarse a la Red Europea de Geoparques, un título que auspicia la Unesco y que mueve todos los años un volumen de 3,5 millones de visitantes por los diferentes espacios europeos que lo integran.

La candidatura extremeña, encabezada por el Plan de Dinamización del Producto Turístico Villuercas-Ibores-Jara, será presentada de manera oficial en noviembre ante el comité de la Red Europea de Geoparques, ha informado el responsable del área de Desarrollo Local de la Diputación de Cáceres, José María Barrera.

No obstante, ha añadido, los responsables del proyecto realizarán una presentación pública durante la Conferencia Europea de Geoparques, que se celebrará entre el 1 y el 3 de octubre en la isla griega de Lesbos.

Inversión de 2,7 MILLONES

En declaraciones a Europa Press, Barrera ha explicado que la pertenencia a un geoparque incluiría a Extremadura en una red de "promoción internacional" que integra tanto la oferta turística de naturaleza con la geología. Los trabajos necesarios para presentar la candidatura ya han comenzado y disponen de una inversión de 2,7 millones de euros, según ha explicado Barrera.

De esta cuantía, 1,6 millones irán destinados a inversiones de obra y mejora de caminos y senderos, señalización y formación de empresas, construcción de nuevos puntos de información, centros de interpretación de la minería y centros culturales, entre otros. El resto del presupuesto, unos 300.000 euros, estarán destinados a desarrollar el plan científico y educativo del proyecto.

Cabe destacar que los 2,7 millones serán aportados, a partes iguales, por la secretaría de Estado para el Turismo, a partir de Turespaña; la Junta de Extremadura y la Diputación y Mancomunidad de Villuercas-Ibores-Jara. El resto, correrá a cargo de la Consejería de Agricultura y Desarrollo Rural.

Terrenos de "máxima antigüedad"

El geólogo Juan Gil ha explicado, en declaraciones a Europa Press, que se los terrenos, los "más antiguos" de la Península, ofrecen unas características "sobresalientes" desde el punto de vista científico para albergar un geoparque, con la presencia de rocas precámbricas y paleozicas.

Según ha explicado, Las Villuercas están constituidas por un "característico" relieve 'apalachense', consistente en la sucesión de sierras paralelas entre el Tajo y el Guadiana que asemejan a los Montes Apalaches de Norteamérica, y que se encuentran coronados por cuarcitas que han resistido a la erosión. El pico más alto, la Villuerca (1.601 metros), es fruto de este proceso.

En cuanto a los fósiles, aparecen ejemplares desde el Paleozoico (más de 290 millones de años) como los trilobites, una clase de artrópodo extinguidos; junto con crucianas, los rastros que esos mismos trilobites iban dejando en el fondo arenoso del mar. Asimismo, destaca la presencia de graptolites, una especie de medusas con un flotador; y algas, animales coralinos y bibaldos.

Todos estos elementos fósiles, de los que aparecen "muchos" en Las Villuercas, podrían estar protegidos bajo la denominación de geoparque con el objetivo de que "no se dispersen y en el futuro puedan ser disfrutados por todos", ha destacado.

Geoparque del oeste peninsular

Por su parte, el director del equipo científico del geoparque, José María Corrales, ha subrayado que la "confluencia de un patrimonio geológico excepcional, una riqueza botánica única y una riqueza zoológica es la que en su conjunto deben servir como valores para que Las Villuercas sea el gran geoparque del oeste peninsular".

Corrales ha hecho referencia a la biodiversidad botánica y medioambiental de la zona, en la que existe, junto al tradicional bosque mediterráneo, el denominado 'loros', una planta con aspecto de laurel de la época Terciaria o Cenozoica (iniciada hace 65 millones de años). Las poblaciones "más interesantes de toda la Península Ibérica" de 'loreras' se encuentran en esta zona, ha apuntado.

Existe además una zona "rica en plantas carnívoras", identificadas como droseras o atrapamoscas, que se localizan en la zona del Hospital del Obispo, donde el riego continuado de agua ha deteriorado los nutrientes del suelo y ha obligado a estas plantas a tomar los elementos de animales vivos.

"Pocos lugares en Extemadura reúnen el requisito de tener un patrimonio geológico tan extraordinario como Las Villuercas, que a su vez se acompaña de un patrimonio cultural", según José María Corrales, quien ha apuntado que este entorno documenta la presencia humana desde los primeros pobladores hasta la etapa mudéjar. Sus bondades se completan con la presencia del Real Monasterio Santa María de Guadalupe dentro de la zona de influencia del mismo.

Otro de los elementos a tener en cuenta, ha añadido, es la "riqueza faunística" de la zona, con "abundantes" aves rapaces que nidifican y localizan sus cubiles en los agujeros de las cuarcitas, como es el caso del águila, búho real, buitre y alimoche y especies "tan raras como la cigüeña negra".

La candidatura

Por otro lado, José María Barrera ha explicado que, una vez que se presente la candidatura de manera oficial entre el 1 de octubre y el 1 de diciembre, el documento será consultado durante la primavera de 2011. Entre los aspectos a evaluar por parte del Comité de la Red Europea de Geoparques se encuentra el patrimonio geológico y la estrategias turismo e implicación desde el punto de vista educativo.

Una vez que el comité analice el dossier, la candidatura puede ser rechazada o aceptada y, en caso positivo, dos evaluadores venidos de otros geoparques europeos evaluarán el espacio y sus características durante el verano de 2011. El chequeo de los evaluadores será "equilibrado", ha subrayado Barrera, quien ha explicado que existe un "formulario de evaluación está publicado".

Finalmente, del resultado de esa evaluación 'in situ' sale un informe para el comité director, que se reúne durante la conferencia anual de geoparques, y cuyo resultado será definitivamente positivo o negativo. Se trata pues de un proceso "duro" en el que alcanzar el estatus de geoparque puede cuestión de "años", ha destacado.

Geoparques españoles

En la actualidad, en España hay cuatro geoparques localizados en el Maestrazgo (Teruel), Parque Natural de las Sierras Subbéticas (Córdoba), Parque Natural del Cabo de Gata (Almería) y Sobrarbe (Huesca); mientras que en Portugal hay dos, Naturtejo y Arouca.

Según los datos que maneja la candidatura extremeña, en la actualidad existen otros dos espacios, Riotinto y la Sierra Norte de Sevilla, que han presentado su candidatura; mientras que Guipúzcoa plantea iniciar los trámites para aspirar a tener su propio espacio geológico protegido.

La red elige un máximo de dos geoparques por país, aunque esto no certifica que el título, que avala la Unesco, recaiga todos los años en dos espacios geológicos de un mismo estado.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.