Teclado de un ordenador
Teclado de un ordenador. ARCHIVO

El malware 'Stuxnet', que suele propagarse y atacar un tipo de software habitual en oleoductos y plantas nucleares (SCADA), podría ser utilizado para atentar de forma física, según advierten los expertos.

Aprovecha vulnerabilidades de Windows para atacar el ‘Siemens Simatic SCADA’

Este fue descubierto en junio y desde entonces, ha infectado a más de 100.000 sistemas a nivel mundial. Según las investigaciones, 'Stuxnet' aprovecha varias vulnerabilidades de Windows para atacar el ‘Siemens Simatic SCADA’, haciéndose con su control.

Estos sistemas SCADA están instalados en oleoductos, plantas nucleares, y por ello, los expertos advierten de que podría generar graves daños físicos en infraestructuras críticas.

La configuración del mismo, hace sospechar que los creadores tienen un amplio conocimiento del sistema al que atacan. Los expertos han llegado incluso, a indicar que haya sido una nación la que esté detrás de unos de los malware más complejos conocido hasta la fecha.

Los expertos definen este malware como el más complejo conocido hasta la fecha

El hecho de que sea Irán el país donde se ha encontrado mayor concentración de este malware, hace pensar a algunos expertos que el objetivo de 'Stuxnet' sea desactivar la planta de energía nuclear de Irán, según recoge Portaltic de Ars Technica.

Sin embargo, no todas la publicaciones apuntan en este sentido y alegan que las pruebas existentes sobre esta acusación son "cicunstanciales".