El conseller de Gobernación, Jordi Ausàs, ha presentado este viernes el proyecto Xarxa Oberta en las Terres de l'Ebre, el operador neutro que permitirá la conexión de 297 sedes —de las 696 en toda Catalunya— y equipamientos de la Generalitat a través de cable de fibra óptica de gran ancho de banda.

La inversión será de 175 millones en los próximos 20 años de un presupuesto global de 254 de euros, de los que 68 corresponden a la licitación de obra directa, y el resto a la explotación del servicio.

El director de los Servicios Territoriales de Gobernación, Carles Pascual, ha explicado que las Terres de l'Ebre dispondrán de esta infraestructura tecnológica plenamente operativa en cinco años, "si bien las dos principales ciudades, Tortosa y Amposta, estarán conectadas en el primer trimestre de 2011, gracias al trabajo previo que hemos venido realizando".

Las 40 sedes de Tortosa tendrán este servicio en 2010, y Amposta ya las tiene cableadas gracias al proyecto Ciudad Digital, de modo que la integración en Xarxa Oberta será inmediata.

La Generalitat se ha visto obligada a recortar el presupuesto de Xarxa Oberta, que inicialmente ascendía a 663 millones de euros, por la coyuntura económica, y se centrará en grandes poblaciones catalanas que ya están conectadas por cable y en las Terres de l'Ebre por su distancia geográfica.

"Ha llegado el momento en que, desde una visión más equilibrada de país, se comienza aquí un proyecto de enorme envergadura", ha destacado Pascual.

La Generalitat calcula que en los próximos cuatro años su necesidad de transmisión de datos se multiplicará por 50. "La nueva red nos permitirá ir sobrados en cuanto a capacidad de ancho de banda, pero intuimos que será necesaria en el futuro, pues hace diez años era impensable transmitir la cantidad de información actual", ha afirmado Pascual, que ha puesto como ejemplo la documentación técnica de los Ayuntamientos, las aulas digitales en los colegios, los servicios de diagnóstico y receta electrónica en los centros de salud y las declaraciones judiciales por videoconferencia.

El proyecto Xarxa Oberta ha sido adjudicado al consorcio creado por las empresas Imagina (Mediapro) y Axia. Además de los servicios citados, Xarxa Oberta permitirá a Imagina-Axia poner en el mercado el excedente de capacidad de red durante los 20 años de concesión. Transcurrido este periodo, la infraestructura será propiedad de la Generalitat.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.