Annan dice que la igualdad de la mujer aún está lejos
Reuters Reuters

Annan dijo en la inauguración de una conferencia de dos semanas sobre los derechos de la mujer que muchos gobiernos habían reconocido desde la conferencia de Pekín, en 1995, que la igualdad de las mujeres era esencial para el desarrollo y el crecimiento de las naciones.

La reunión de la ONU, con la presencia de por los menos 100 delegaciones, 80 ministros desde Afganistán hasta Perú y unos 6.000 activistas, fue convocada para revisar el progreso realizado desde la histórica Cuarta Conferencia Mundial de la Mujer.

En lugar de producir un documento extenso, los organizadores decidieron mantener las controversias bajo control al escribir una declaración corta que reafirma y promete la aplicación de la plataforma de acción de 150 páginas acordada en Pekín.

Sin embargo, Estados Unidos presentó enmiendas en una sesión de negociaciones del viernes, al declarar que la conferencia de Pekín no creó 'ningún derecho humano internacional nuevo' y no incluyó el derecho al aborto.

En Pekín, después de un intenso debate, el aborto fue tratado como una cuestión de salud. La plataforma dice que debe ser seguro donde sea legal y que no se deberían tomar medidas penales contra las mujeres que se sometan al procedimiento.

Las negociaciones sobre el actual documento continuarán paralelamente a la conferencia, que incluye al menos 200 actos separados en poco más de 14 días.

Annan, en su discurso, dijo que la expectativa de vida en la última década mejoró, las tasas de fertilidad disminuyeron, más mujeres están trabajando y más niñas entran en la escuela primaria.

Pero han surgido nuevos desafíos. 'Tengan en cuenta el tráfico de mujeres y niños -una práctica odiosa, pero cada vez más común- . O el espantoso crecimiento del VIH/Sida entre las mujeres, especialmente las mujeres jóvenes', dijo Annan.

De acuerdo a cifras de la ONU, más de la mitad de las nuevas infecciones de VIH ocurren en personas de entre 15 y 24 años, con tasas entre las jóvenes de 15 a 24 veces más que en los muchachos de la misma edad.

Sobre la trata de blancas, al menos 700.000 personas, la mayoría mujeres y niños, son comercializados cada año en las fronteras internacionales, entre las que se encuentran niñas de tan sólo 13 años en Asia y Europa oriental que se convierten en 'novias ordenadas por correo'.

Annan propuso invertir en las mujeres en la próxima década, en particular ofrecer educación secundaria para que las muchachas tengan opciones, como rechazar matrimonios a edades tempranas.

También dijo que las mujeres necesitan tener derecho a la atención de la salud sexual y reproductiva para evitar que medio millón mueran anualmente de enfermedades prevenibles vinculadas al embarazo.

La conferencia de Pekín, el cuarto foro internacional sobre los derechos de la mujer -después de Nairobi, México y el primero que se realizó en Copenhague, en 1980- pidió a los gobiernos que terminaran con la discriminación en la educación, asistencia de salud, políticas, empleo, derechos de herencia y muchos otros campos.

Pero planteó algo nuevo al afirmar que las mujeres, en muchos casos niñas obligadas a casarse jóvenes, tenían el derecho a decidir la frecuencia con la que querían tener hijos y otras cuestiones relacionadas con su sexualidad. Pidió también educación sexual para los adolescentes.

/Por Evelyn Leopold/.*.