La Agencia Europea del Medicamento (EMEA) recomendó este jueves la retirada del mercado del fármaco contra la diabetes Avandia. Aconsejan a los pacientes que no dejen de tomar la medicina sin una consulta previa con un profesional

La EMEA señaló en una nota que este medicamento, que se emplea en combinación con otros dos, denominados Avandament y Avaglim (los tres contienen rosiglitazone) en enfermos de diabetes, dejará de estar disponible en Europa en los próximos meses.

Por ello, los pacientes que se medican actualmente con estos fármacos deberán consultar tratamientos adecuados alternativos con su médico. No obstante, la EMEA aconseja a estas personas que no dejen de tomar la medicina, que contiene rosiglitazone, sin una consulta previa con un profesional, aunque los doctores deberán dejar de prescribir el fármaco, según el consejo de la agencia.

El fármaco Avandia, fabricado por el laboratorio británico GlaxoSmithKline (GSK), ayuda a los diabéticos a controlar sus niveles de azúcar en la sangre, pero, según sus críticos, contribuye a un aumento de los ataques cardíacos en algunas personas.

Aunque hasta ahora el regulador británico continuaba recomendando su uso, el pasado 9 de julio el comité de la Agencia para productos médicos para el uso en humanos (CHMP) revisó el empleo de rosiglitazone tras disponer de nuevos estudios que cuestionaban la seguridad de la medicina.

Nuevas etiquetas

Sin embargo, la Administración de Fármacos y Alimentos (FDA) de EE UU anunció este jueves que permitirá la venta de Avandia, pero con restricciones. Así, se distribuirá con nuevas etiquetas que informen sobre los riesgos de tomar este medicamento y algunas restricciones sobre su uso. La compañía está trabajando para adecuarse a las peticiones de Europa y EE UU

"La FDA ha tomado esta acción para proteger a los pacientes, después de un cuidado análisis para medir los beneficios y los riesgos" que implica, dijo la comisaria de FDA, Margaret Hamburg.

La farmacéutica tendrá que desarrollar una estrategia de evaluación de riesgos y mitigación con medidas adicionales que garanticen el uso seguro del medicamento. Avandia se recetará a nuevos pacientes en caso de que no puedan controlar su diabetes con otros medicamentos y los usuarios actuales podrán seguir tomándolo si así lo deciden.

La compañía ha emitido un comunicado en el que confirma que ha recibido la notificación de los organismos de Europa y EE UU y está trabajando para adecuarse a sus peticiones, ya que considera que Avandia es un "importante" tratamiento para los pacientes con diabetes tipo 2.