La Policía Municipal de Valladolid desmantela el campamento de CGT de apoyo a la huelga general

Agentes de la Policía Municipal de Valladolid, con la colaboración de la Policía Nacional, han desmantelado el campamento que la Confederación General del Trabajo (CGT) había instalado en la capital vallisoletana y que pretendía mantener hasta el día antes de la huelga general del 29 de septiembre.
Campamento de CGT en Valladolid en apoyo de la huelga general desmantelado por l
Campamento de CGT en Valladolid en apoyo de la huelga general desmantelado por l
CGT

Agentes de la Policía Municipal de Valladolid, con la colaboración de la Policía Nacional, han desmantelado el campamento que la Confederación General del Trabajo (CGT) había instalado en la capital vallisoletana y que pretendía mantener hasta el día antes de la huelga general del 29 de septiembre.

En concreto, según informaron a Europa Press fuentes policiales, los agentes han desmantelado el campamento puesto que "no tenían autorización municipal de ocupación" sino sólo para realizar una concentración.

"No para instalarse en la vía pública", ha confirmado la Policía Municipal, ya que cualquier ocupación de vía pública "precisa de la correspondiente autorización municipal, y no la tenían", por lo que los agentes han procedido a recoger el material del campamento.

Así, el material recogido se encuentra en un almacén a la espera de que los responsables del sindicato lo recojan "con una furgoneta".

Por su parte, fuentes del sindicato han criticado que el campamento, "comunicado en el mes de Agosto tanto al Ayuntamiento como a la Subdelegación del Gobierno", ha sido "desmontado por agentes de la Policía Municipal que cargaron tiendas, sillas, pancartas, equipos de sonido o material de difusión" en dos camiones municipales.

"La situación era muy graciosa", ha asegurado CGT, que ha manifestado que los agentes municipales han sido los encargados de cargar la camioneta mientras la Policía Nacional mantenía "rodeado" el campamento.

En este sentido, el sindicato ha señalado que la autorización para montar el campamento, que "sí fue reconocida" por la Subdelegación, "fue cuestionada por el Ayuntamiento quien finalmente se dio cuenta de que dicha autorización era efectivamente correcta", aunque en ese instante argumentó que "la acampada libre está prohibida de por sí, independientemente de huelgas y comunicaciones" para justificar el desmantelamiento.

Esta acción, que será llevada a los tribunales por CGT, "sólo demuestra una vez mas cuál es el espíritu, dictatorial y represivo, con el que se gobierna y dirige el Ayuntamiento de Valladolid", han añadido.

A pesar de todo, el sindicato ha defendido que "va a seguir llamando a la ciudadanía para que secunde esta huelga tan necesaria y legítima", de tal manera que va a dar "una respuesta de calle" y a dejar "claro que" la CGT "no se amilana con esas actitudes fascistoides". "Todo lo contrario, seguiremos resistiendo y plantando cara", han añadido desde la Confederación.

Finalmente, CGT ha lamentado que el calendario de acciones que tenía previsto realizar se ha visto modificado con el desmantelamiento del campamento.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento