Policía despedido por un comentario en Facebook
Las críticas a su trabajo como policía le han costado el puesto a Carl Boulter. DAILY MAIL

No es el primer caso que conocemos. A Dan Leona le despidieron del trabajo de sus sueños por un comentario en Facebook, a Kimberley Swann le ocurrió lo mismo por criticar su trabajo, un seguro dejó de pagar la baja por depresión a una joven tras ver sus fotos en esta red social, un sargento de Policía fue investigado por unas fotos junto a unas jovencitas... y así, varios ejemplos, al que hay que sumar esta semana el caso del agente de Policía Carl Boulter, despedido por hablar mal de su trabajo en esta web.

Me gustaría encontrar otro trabajo, sacadme de este agujero

Acababa de recibir un galardón en su comunidad y todo parecía irle bien al agente del cuerpo de policía de Warwickshire, Carl Boulter, de 47 años, hasta que un día se le ocurrió decir en Facebook, que su trabajo le parecía una "gilipollez". No debió gustarle la idea de realizar rondas en zonas rurales con el chaleco antibalas puesto, algo que calificó como "estúpido". "Odio tener que llevar este estúpido chaleco, en una zona donde nadie te va hacer nada", escribió. Remató el comentario con "me gustaría encontrar otro trabajo, sacadme de este agujero", que resultó definitivo.

Sus superiores calificaron el comentario como "inapropiado", lo que acabó con el agente despedido.

Me siento como si mi empleo no me autorizase a tener opinión

Boulter, natural de Staffordshire, llevaba trabajando cinco años como oficial de apoyo en la comunidad de Arley, donde había obtenido reconocimientos por su buena labor. Al parecer, y según cuentan en Daily Mail, el agente, casado y con dos hijos, pasaba por un mal momento personal cuando hizo ese comentario en Facebook.

"Estaba deprimido, no mencioné ningún nombre, ni hice comentario despectivo hacia mi organización. Creo que se ha exagerado todo", dijo el propio Boulter, quien añadió, en palabras recogidas por el citado medio, que "pensaba que su perfil era privado y creo en la libertad de expresión, Me siento como si mi empleo no me autorizase a tener opinión".