Diego (PP) pregunta a Revilla si "está dispuesto a seguir poniéndose al lado de Zapatero y en contra de Cantabria"

El presidente del PP cántabro cree que el acuerdo con PNV puede ser "gravísimo y sin precedentes" en la historia del Estado autonómico

El presidente del Partido Popular de Cantabria, Ignacio Diego, considera que el acuerdo entre PSOE y PNV para el traspaso de las políticas activas de empleo al País Vasco, paso previo para la negociación de los Presupuestos de 2011, puede resultar "gravísimo y sin precedentes en la historia del Estado de las Autonomías", y ha preguntado al presidente del Gobierno cántabro, Miguel Ángel Revilla, "si está dispuesto a seguir poniéndose al lado de Zapatero y en contra de Cantabria, como ya lo hiciera con el blindaje".

En declaraciones a Europa Press, Diego, quien precisó que hay que ser "prudentes" hasta conocer el contenido exacto del acuerdo, señaló que tomando como referencia las informaciones de que se dispone, el acuerdo puede ser "gravísimo".

Al respecto indicó que transferir, no ya las políticas activas de empleo, sino la capacidad de bonificar las cuotas a la Seguridad Social, "rompe de forma manifiesta el principio de caja única y la unidad del sistema público de Seguridad Social".

Así, opinó que, "además de irresponsable, es un atentado al principio de igualdad entre españoles y solidaridad entre las regiones, a cambio de prolongar unos meses su permanencia en el poder y la de un Gobierno agonizante e incapaz de sacarnos de la crisis".

El dirigente del PP destacó que el acuerdo afecta "sin duda" a toda España, pero especialmente, "y una vez más", a las comunidades autónomas limítrofes al País Vasco, como La Rioja, Castilla-León "y por supuesto Cantabria".

En este sentido recalcó que la decisión de bonificar a las empresas vascas por contratación y formación viene a unirse al denominado blindaje del concierto vasco, "lo que tiene como consecuencia un agravio más y un perjuicio, ya que atenta contra nuestra capacidad de competir", afirmó.

Diego advirtió así que sus efectos "pudieran ser perversos para Cantabria", con consecuencias como la deslocalización de empresas, disminución de la actividad económica y aumento del desempleo; "es decir, graves consecuencias económicas y sociales para nuestra comunidad autónoma", señaló.

El dirigente popular anunció que el Partido Popular "no se quedará de brazos cruzados y utilizará todas las medidas legales para asegurar la igualdad de todos", y se preguntó "¿dónde está el presidente de Cantabria?", y "lo que es más importante" —dijo— "¿está dispuesto a seguir poniéndose al lado de Zapatero y en contra de Cantabria, como ya lo hiciera con el blindaje?", inquirió.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento