El presidente sirio dice a periódico que espera ataque de EEUU
Reuters Reuters

Asad dijo al periódico italiano La Repubblica que Siria buscaba estabilidad en la región e insistió en que no tuvo participación en el reciente homicidio del ex primer ministro libanés Rafik al Hariri o en el ataque suicida del viernes en Tel Aviv.

Las relaciones entre Washington y Damasco, tensas durante años, se han deteriorado desde la muerte de Hariri, y Estados Unidos advirtió de que podría respaldar sanciones contra Siria.

'Washington nos ha impuesto sanciones y nos ha aislado en el pasado, pero en cada oportunidad el círculo no se cerró alrededor nuestro' dijo Asad a La Repubblica.

'Sin embargo, si me preguntan si espero un ataque armado (de Estados Unidos), lo hemos visto venir desde el final de la guerra con Irak. Desde ese momento las relaciones se han vuelto cada vez más tensas', añadió.

Cuando se le preguntó si era inminente un 'ajuste de cuentas', Asad dijo: 'No lo creo, por ahora sólo son escaramuzas. Es verdad, el idioma de la Casa Blanca, si se lo mira en detalle, lo lleva a uno a pensar en una campaña similar a la que llevó al ataque de Irak'.

La oposición libanesa acusó a Siria de la muerte de Hariri y, respaldada por Estados Unidos y la ex potencia colonizadora, Francia, pidió la retirada de las tropas del Líbano.

Asad rechazó las acusaciones de participación en el homicidio: 'Para nosotros sería como un suicidio político', indicó, y agregó que Siria no tenía previsto abandonar Líbano en un futuro cercano.

'Desde un punto de vista técnico, la repatriación (de las fuerzas sirias) podría realizarse a fin de año. Pero desde una visión estratégica, sólo ocurrirá cuando existan garantías serias. En una palabra, paz', dijo Asad.*.