La Liebre
La liebre Archivo
El Museo del Prado asegura que ha cumplido "escrupulosamente" los compromisos del contrato de préstamo firmado con la Albertina de Viena para la exposición de Durero, y confía en que las autoridades culturales austríacas "colaboren sin reserva alguna" para que la muestra pueda celebrarse con las obras acordadas previamente.

En un comunicado, el Prado responde así a la decisión del Ministerio de Educación austríaco de impedir la salida del país de la obra 'Hierbas' de Durero, una de las que formaban parte de la exposición, y de limitar a un plazo máximo de cuatro semanas la permanencia en Madrid del cuadro 'La liebre', quizá el más famoso del artista alemán, y de otros tres dibujos suyos.

La pinacoteca que dirige Miguel Zugaza recuerda que el pasado 10 de noviembre firmó un contrato por el que la Albertina se obligaba a prestar al Prado 87 obras originales de Durero, destinadas a la exposición 'Durero. Obras maestras de la Albertina', que se inaugura el próximo 8 de marzo.

"La rúbrica de ese contrato, que obliga a las partes desde el momento de su firma, fue la culminación de dos años de conversaciones y negociaciones entre ambos Museos", se indica en el comunicado.

Las autoridades austriacas reclaman la obra de Durero

La ministra austríaca de Educación, la conservadora Elisabeth Gehrer, ha subrayado en Viena que junto a "La liebre" deberán volver a la capital austríaca otros cuatro dibujos de Durero "altamente sensibles" que viajaron indebidamente a Madrid.

Gehrer subrayó que su ministerio, del que depende el Patrimonio Cultural Austríaco, no había sido informado a tiempo de que "La liebre" de Durero iba a viajar a Madrid y abandonar el Museo de la Albertina por primera vez desde su adquisición en 1796.

Pese a todo comentó que no habrá consecuencias para el director de la Albertina, Klaus Albrecht Schroeder, quien permitió el préstamo al Prado de las delicadas obras sin la autorización pertinente, que no solicitó formalmente hasta el día anterior a la partida del primer envío.

La causa "no tiene relevancia penal", dijo la ministra, quien señaló que sólo se ha tratado de "una simple violación de una exigencia administrativa". Añadió que por ello y "para permitir que Austria se encuentre representada en el Prado adecuadamente" los originales de las cinco piezas "estarán presentes en la inauguración" de la exposición "Durero - Obras maestras de la Albertina" el próximo 8 de marzo.

Sin embargo, al cabo de cuatro semanas serán sustituidos por réplicas para "evitar daños" a los originales que, tras su muestra en Viena en 2003, debían haber "descansado" varios años en los fondos del prestigioso museo vienés.

El traslado "ilegal" de "La liebre" y otras obras de Durero a Madrid fue destapado la semana pasada por la televisión pública austríaca y desató un pequeño escándalo en la República alpina ante una situación que aparentemente nunca se ha visto en este país