El presidente de 'la Caixa' y de la Fundación 'la Caixa', Isidro Fainé, ha manifestado este martes que espera que el CaixaForum Zaragoza, cuya inauguración está prevista para el primer semestre de 2013, sea un "espacio emblemático y referencial" en Aragón y en la ciudad de Zaragoza, ha señalado que se levantará en un edificio "muy singular" y será "un centro donde todos los ciudadanos de Zaragoza y Aragón se van a volcar".

Según ha explicado Fainé en declaraciones a los medios de comunicación, antes de participar en el acto de colocación de la primera piedra del CaixaForum Zaragoza en la capital aragonesa, la elección de esta ciudad como sede de este espacio se debe a "la sintonía con el pueblo aragonés, el espíritu emprendedor del alcalde y al mucho interés que tenemos en que la Caja tenga en Zaragoza el lugar que le pertenece".

El acto, que ha tenido lugar junto a la antigua estación del Portillo, ha contado con la participación del alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, y con la presencia del delegado del Gobierno en Aragón, Javier Fernández; del consejero de Economía, Hacienda y Empleo del Gobierno aragonés, Alberto Larraz; y del arzobispo de Zaragoza, monseñor Manuel Ureña, entre otras autoridades.

Fainé, que ha recordado que cada CaixaForum se diferencia del resto por la singularidad del edificio que lo acoge, ha señalado que la construcción del mismo en Zaragoza es "un paso más en este acercamiento que ya en los últimos 30 años hemos ido haciendo para todo Aragón y Zaragoza".

"Tenemos prisa" por inaugurar el edificio, ha manifestado, porque "nos apetece un montón que esto funcione rápidamente", un "gran proyecto común" que refleja el "compromiso" de 'la Caixa' con Zaragoza y que "no sería posible sin la estrecha colaboración" con el Ayuntamiento de Zaragoza "y en especial con el alcalde", ha asegurado.

Ha recordado, asimismo, que el centro acogerá actividades culturales, sociales y científicas y será "una herramienta de cohesión e integración social", que complementará otros servicios que ya está dando la entidad en Aragón a niños, mayores, personas enfermas, personas con discapacidades y en riesgo de exclusión, además de poseer 200.000 clientes, tener relación con 8.000 empresas y contar con más de 400 empleados.

Belleza y capitalidad

El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, ha subrayado que el CaixaForum es un proyecto que "vale la pena" por la "gran belleza arquitectónica" del edificio, así como porque "pone a Zaragoza en una red de actos culturales de primer nivel mundial", y contribuirá a "dar más credibilidad a nuestra candidatura a ser Ciudad Europea de la Cultura para 2016".

A este respecto, ha asegurado que el CaixaForum será "pieza básica" de una "red o corredor de turismo cultural y religioso" de Zaragoza, que no hay "en ninguna otra ciudad de España" y que incluirá edificios como los Museos Camón Aznar, Pablo Gargallo y Pablo Serrano, el CaixaForum, el Centro de Arte y Tecnología, los edificios emblemáticos de la Expo 2008, la Aljafería y la plaza de las catedrales.

También ha mencionado el Teatro de la Música y de la Ópera, de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), con quien ha anunciado la firma "antes de Navidad" de la venta de suelo en la misma zona donde se va a construir el CaixaForum.

Belloch ha reconocido que las obras tenían que haber comenzado en abril, para subrayar que éste ha sido el expediente "que ha tenido más problemas técnicos, administrativos y burocráticos" que él ha conocido como alcalde.

Por eso, ha remarcado, "hay que agradecer el trabajo hecho por el propio presidente de 'la Caixa', que desde el principio se ha volcado en el proyecto", por el consejero municipal de Urbanismo, Carlos Pérez Anadón, y el vicealcalde Fernando Gimeno, entre otros, en "una pelea que al final se ha ganado".

Nuevo edificio

El proyecto del nuevo edificio del CaixaForum Zaragoza es obra del Estudio de la arquitecta barcelonesa Carme Pinós, tendrá cuatro plantas y una estructura singular, con dos salas de exposiciones de 810 y 430 metros cuadrados, que contribuirán a crear un elemento escultórico.

Así, la planta baja será abierta y transparente y el edificio, en su conjunto, se desdoblará en dos estructuras geométricas elevadas de grandes dimensiones, que en su interior albergarán las dos salas de exposiciones, desde las que también se podrá contemplar la ciudad.

Además, dispondrá de un auditorio para 250 personas, dos aulas multiusos para cien personas, cafetería-restaurante, terraza mirador con vistas a la zona de la Expo, espacio educativo, tienda-librería, jardín, vestíbulo y zona de almacenes, talleres y espacios técnicos, entre otras dependencias.

Por otra parte, el edificio usará tecnologías y técnicas para el aprovechamiento de la energía y conservación de la misma. Las obras tienen una duración prevista de 30 meses y la parcela de construcción posee un área de 4.407 metros cuadrados, mientras que la superficie total construida superará los 6.000 metros cuadrados.

El futuro centro acogerá actividades como exposiciones de arte antiguo, moderno y contemporáneo; festivales de música y poesía; arte multimedia; debates sobre cuestiones de actualidad; jornadas sociales y de carácter científico y medioambiental; talleres educativos y familiares y actividades dirigidas a grupos de personas mayores.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.