Las temperaturas del verano en C-LM fueron "muy cálidas y húmedas" y el otoño será "más cálido de lo normal", dice AEMET

La delegada territorial de la Agencia Estatal de Meteorología, Delfina Gil, ha afirmado que la temperatura del verano en Castilla-La Mancha, entre los meses de junio y agosto, ha sido "muy cálida", mientras que la precipitación en el mismo periodo ha sido húmeda en Toledo y Ciudad Real, muy húmeda en Albacete, y extremadamente húmeda en Cuenca. La previsión para este otoño es que sea "ligeramente más cálido de lo normal" En rueda de prensa, la delegada territorial de AEMET, acompañada del subdelegado del Gobierno en la provincia de Toledo, Francisco Javier Corrochano, ha hecho un balance sobre la evolución meteorológica del verano y el avance de previsiones para el otoño.
Sol
Sol
EP

La delegada territorial de la Agencia Estatal de Meteorología, Delfina Gil, ha afirmado que la temperatura del verano en Castilla-La Mancha, entre los meses de junio y agosto, ha sido "muy cálida", mientras que la precipitación en el mismo periodo ha sido húmeda en Toledo y Ciudad Real, muy húmeda en Albacete, y extremadamente húmeda en Cuenca. La previsión para este otoño es que sea "ligeramente más cálido de lo normal"

En rueda de prensa, la delegada territorial de AEMET, acompañada del subdelegado del Gobierno en la provincia de Toledo, Francisco Javier Corrochano, ha hecho un balance sobre la evolución meteorológica del verano y el avance de previsiones para el otoño.

Así ha señalado que las anomalías de temperatura media en julio fueron superiores a los tres grados en Ciudad Real y Cuenca, y superiores a dos grados en Molina de Aragón (Guadalajara), Albacete, y Toledo. En agosto las anomalías de temperatura media han estado comprendidas entre uno y dos grados, aunque Gil ha afirmado que "todavía puede variar un poco cuando se hace el balance finales".

Media de grados

De esta manera, en Toledo se ha registrado una media de 25,9 grados; en Ciudad Real 26,2 grados; 23 grados en Cuenca y 24,2 en Albacete; y en Guadalajara 22,5 grados, todas superiores al valor normal, con lo que la AEMET ha calificado el verano como "muy cálido".

Por provincias, y tomando como referencia el periodo 1971-200, en Guadalajara ha sido "uno de los años más cálidos aunque los ha habido más calurosos"; en Toledo, Albacete y Ciudad Real, los últimos años "son los más cálidos de la serie", incluido el 2010; Cuenca tiene una "temperatura menor que Ciudad Real, Albacete y Toledo, pero durante los últimos años se han dado los veranos más calurosos".

Gil ha indicado que el episodio más destacable de temperaturas altas se produjo entre los días 25 y 27 de agosto, en el que varios puntos de Castilla-La Mancha registraron las temperaturas más altas del verano, como en el observatorio de Toledo, que el día 26 de agosto alcanzó los 39,9 grados y Minas de Almadén (Ciudad Real), donde registraron 42,2 grados y que corresponde con las temperatura más elevada del verano de la región.

Por otra parte, Gil ha manifestado que el valor de la temperatura mínima del verano en Castilla-La Mancha se observó en Sigüenza (Guadalajara) que llegó a registrar 4,9 grados el día 14 de agosto; mientras que, el episodio de temperaturas bajas más significativo del verano fue a finales de la primera decena de junio.

PRECIPITACIONES

Con respecto a las precipitaciones durante el verano de 2010, Gil ha afirmado que ha tenido "un carácter húmedo", a pesar de que Castilla-La Mancha "tiende a ser seca, pero esto se ha dado por las lluvias de junio y de agosto, sobre todo en el centro y sur de Toledo y en norte de Ciudad Real".

La precipitación media del verano (de junio a agosto) que ha caído en Toledo ha sido de 73,3 litros y de 59,9 litros en Ciudad Real, por lo que Gil ha considerado que son veranos "húmedos"; en Cuenca han caído 167 litros, por lo que lo ha clasificado como "extremadamente húmedo"; en Albacete, con 120,4 litros, Gil ha dicho que ha sido un verano "muy húmedo"; mientras que en Molina de Aragón, con 96,3 litros caídos de media, ha sido "normal".

Gil ha manifestado que las tormentas más fuertes que han destacado en la región durante el verano han sido la de Cuenca y la de Albacete. Con respecto a la primera, de dio el día 13 de agosto y la ha calificado de "mucha intensidad" ya que en una hora cayeron 68 litros; además, Cuenca se caracteriza por ser el lugar con mayor número de rayos, casi 600 rayos ese día, así, Gil ha afirmado que "fue una tormenta aislada pero que sobrepasó todas las previsiones".

Por otra parte, el 19 de agosto en Albacete, Gil ha explicado que se registró una tormenta en la que "se dieron dos extremos" en los dos observatorios de la provincia, el de la base aérea y el del centro de la Ciudad, con una distancia entre ellos de seis kilómetros. Así, "en la base se recogieran 65 litros y, sin embargo, en el de la ciudad cayeron 28 litros", ha indicado la delegada territorial, y ha añadido que todo ello "supone una dificultad en la previsión de la intensidad de las tormentas ya que es difícil acertar en qué punto va a caer con mayor intensidad".

Previsiones para otoño

Con respecto a la previsión del otoño, que comienza el jueves, Gil ha afirmado que "hay que tomarla con cautela porque lleva un error asociado a ella" ya que la predicción estacional "se basa en el modelo del Centro Europeo de Predicción a Medio Plazo (ECMWF) y se renueva con periodicidad mensual".

De esta manera, la delegada territorial de la AEMET ha añadido que la estación que va a comenzar va a ser "ligeramente más cálida de lo normal" y, con respecto a las precipitaciones, "se va a dar una tendencia ligeramente por debajo de los valores normales para esta época del año".

Con respecto al balance hidrológico, la delegada de AEMET estima que este año "viene caracterizado por unas precipitaciones en conjunto claramente superiores a sus valores medios normales", así a fecha 14 de septiembre, el valor medio de las precipitaciones acumuladas desde el inicio del pasado uno de octubre, "supera en un 20 por ciento al valor medio correspondiente a este periodo" por lo que es un balance en "superávit".

Por su parte, el subdelegado del Gobierno en la provincia de Toledo, Francisco Javier Corrochano, ha manifestado que la predicción meteorológica "ha evolucionado mucho en los últimos tiempos" y ha añadido que la tarea de la AEMET "es muy importante como ciencia auxiliar para protección civil, para el aviso de los incendios, de los fenómenos meteorológicos adversos, para el riesgo de incendios y para la previsión de medios humanos y materiales para determinado tipo de catástrofes, entre otros".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento