'Creemos que la paz es posible ahora y estamos dispuestos a negociar con Israel para alcanzar una paz verdadera y duradera', dijo Abas antes de participar de un encuentro en Londres el martes para discutir el programa de reformas que afrontarán los palestinos.

'Con respecto al atentado suicida del pasado viernes, no toleraremos tales acciones ya que van en contra de los intereses palestinos', expresó Abas.

El líder palestino confirmó que Israel había compartido información con la Autoridad Palestina en la búsqueda de los autores del ataque contra un club nocturno de Tel Aviv, que causó cinco muertos y decenas de heridos.

La Autoridad Palestina detuvo a tres sospechosos.

La Yihad Islámica se atribuyó el atentado, pero Israel también responsabilizó a Damasco al decir que líderes de ese grupo extremista en Siria ordenaron el ataque, acusación que fue negada por ese país.

Una alta fuente palestina del área de seguridad dijo el fin de semana que las primeras investigaciones señalaban a Hizbolá, aunque el grupo libanés también negó cualquier tipo de participación.

El atentado del viernes puso en peligro una tregua acordada por Abas y el primer ministro israelí, Ariel Sharon, durante una cumbre celebrada el 8 de febrero en Egipto.

Sharon dijo el domingo que Israel congelaría los esfuerzos de paz si los palestinos no castigaban a los grupos radicales.

Abas dijo que esperaba que la cumbre de Londres llevase a la celebración de una conferencia internacional para discutir un acuerdo final en el marco del plan de paz conocido como 'Hoja de Ruta' que cuenta con el respaldo de Estados Unidos.

'El encuentro de Londres debe conducir a la celebración de la conferencia internacional establecida en la Hoja de Ruta para relanzar el status final de las negociaciones y un proceso de paz creíble', señaló Abas.

El primer ministro británico, Tony Blair, será el anfitrión de la cumbre, en la que participarán políticos de la talla de Condoleezza Rice, secretaria norteamericana de Estado, el secretario general de la ONU, Kofi Annan, y el responsable de la política exterior de la Unión Europea, Javier Solana.

Abas consideró 'indispensable' la participación del presidente estadounidense, George W. Bush, en el proceso de paz de Oriente Medio.*.