La película 'Million Dollar Baby', la gran ganadora de los Oscar
Reuters Reuters

Alegrando el día a la estrella de 'Harry el Sucio', la Academia asestó un golpe al admirado director Martin Scorsese, que vio cómo se desvanecía su séptimo intento por hacerse con un Oscar, pese a haber realizado películas tan famosas como 'Toro salvaje' y 'Taxi Driver'.

Su épica biografía cinematográfica de Howard Hughes, 'El aviador', protagonizada por Leonardo DiCaprio como el visionario ejecutivo de aerolíneas, se alzó con cinco Oscar, incluyendo el premio a la mejor actriz de reparto para la australiana Cate Blanchett, pero no logró ningún otro gran premio.

Hilary Swank ganó el segundo Oscar de su carrera por interpretar en 'Million Dollar Baby' a una joven que convence a regañadientes a un encanecido entrenador de boxeo (Eastwood) para que la prepare para lograr un título. Además, Morgan Freeman logró el mejor actor de reparto por su actuación como el compañero de Eastwood.

Era la primera vez que Freeman se llevaba el Oscar después de tres nominaciones anteriores. Fue uno de los dos actores negros que triunfaron el domingo por la noche, ya que Jamie Foxx, como se esperaba, se llevó el premio al mejor actor por su trabajo como el cantante de soul ciego Ray Charles en 'Ray'.

VICTORIA PERSONAL DE EASTWOOD

El éxito de 'Million Dollar Baby' supuso una victoria personal para Eastwood, quien tuvo que esforzarse mucho para conseguir que se hiciera la película, demostrando que incluso los oscarizados veteranos no logran a veces el respeto que merecen en Hollywood.

Warner Bros., con quien trabaja desde hace años su productora, rechazó inicialmente el proyecto. Eastwood y sus socios de producción lo llevaron después a otros estudios, como Universal Pictures y New Line, que también mostraron escaso entusiasmo.

Finalmente, Eastwood llevó de nuevo la película a Warner Bros., que aceptó subirse a bordo sólo si el presupuesto de 30 millones de dólares se dividía con la productora independiente Lakeshore Entertainment. En un principio iba a estrenarse en marzo de 2005, pero los distribuidores decidieron adelantarlo a diciembre para que pudiera optar a los Oscar.

Eastwood, de 74 años, quien se convirtió en el hombre de más edad en ganar un Oscar al mejor director, dijo que lo sentía por Scorsese. 'En cierto modo me molestó un poco cuando empezaron a crear una competición entre Marty y yo porque tengo el máximo respeto por él'.

El momento más emotivo de la noche perteneció a Foxx, cuando habló de la abuela que le educó. Las lágrimas brotaron de sus ojos cuando dijo que ella fue su primera profesora de interpretación.

SORPRESA LATINA

Una de las sorpresas de la noche fue el Oscar al compositor uruguayo Jorge Drexler por su canción 'Al otro lado del río' de la película 'Diarios de Motocicleta', convirtiéndose en el primer tema en idioma español en recibir el máximo premio de la Academia de Hollywood.

La canción fue interpretada en la ceremonia por el actor español Antonio Banderas y el guitarrista mexicano Carlos Santana.

'Quise en realidad cantar mi canción aunque tuve el gran apoyo de Antonio Banderas todos estos días', dijo Drexler a los periodistas tras recibir el galardón.

En lugar de usar los 30 segundos de agradecimiento, el compositor cantó un trozo de la canción de la película dirigida por el brasileño Walter Salles y protagonizada por el mexicano Gael García Bernal como Ernesto 'Che' Guevara y el argentino Rodrigo de la Serna como su compañero de viaje Alberto Granado.

La española 'Mar adentro' fue elegida como la mejor película en habla no inglesa por su historia del tetrapléjico Ramón Sampedro, interpretado por Javier Bardem, que lucha contra el sistema legal por su derecho a morir.

Temerosos por lo que el anfitrión, el afilado cómico negro Chris Rock, pudiera decir en el escenario, los ejecutivos de la cadena de televisión ABC, que transmitió la ceremonia a decenas de millones de televidentes en todo el mundo, establecieron un retraso de cinco segundos en la transmisión.

Rock es conocido por su lenguaje crudo y chistes racistas y ABC estaba preocupada por la posibilidad de ser multada por obscenidades tras el escándalo del medio tiempo del partido de SuperBowl el año pasado. Aunque Rock no faltó a su reputación, no pareció que el retraso fuera necesario.

/Por Bob Tourtellotte y Arthur Spiegelman/