Julia Roberts en Donostia
Julia Roberts besa a Javier Bardem momentos antes de recoger el premio Donostia. JUAN HERRERO / EFE

Julia Roberts siente una "gratitud total" por haber sido distinguida con el Premio Donostia del Festival de San Sebastián, que recogió este lunes por la noche en una ceremonia en la que lo agradeció "de corazón" y en la que aseguró que se siente "una chica con suerte".

Miro todo esto y sólo pienso que soy una chica con suerte

La actriz estadounidense dio el toque de glamour que el Festival no tuvo en el arranque de esta 58 edición y congregó a cientos de personas que deseaban ver a la protagonista de Pretty Woman.

"Miro todo esto y sólo pienso que soy una chica con suerte, en lo afortunada que he sido en mi vida por tantas razones. Quiero decir gracias desde el fondo de mi corazón", destacó. Asimismo, resaltó que "una noche como ésta me muestra que he eliminado todo lo que tenía que eliminar, me he esculpido como actriz".

"Estoy tan feliz, sobre todo de recibirlo de un magnífico actor, de una de las más increíbles personas, a la que quiero tanto", dijo la actriz de Javier Bardem, su compañero de reparto en Come reza ama, cinta que se proyectó tras la entrega del premio y que fue presentada por su director, Ryan Murphy, y el actor Richard Jenkins.

Elegante y guapísima

La 'novia de América', elegante y guapísima, con un vestido azul noche y unas sandalias de altísimo tacón, se mostró emocionada y agradeció la experiencia de haber visitado San Sebastián, que "es, sinceramente, la ciudad con más entusiasmo" que ha conocido en su vida. Bardem destacó de ella su versatilidad, su capacidad para tocar "todos los géneros sin esfuerzo

La actriz le ha dedicado al público una gran sonrisa de despedida, pero antes recordó a su marido, que le "alentó" a hacer esta película y que le hace "sacar la mejor versión de mí misma".

Bardem salió al escenario y le dedicó a Julia Roberts un "cariñoso homenaje" por "la carrera que ha tenido, los maravillosos personajes que ha interpretado y los que aún le quedan por interpretar". Destacó de ella su versatilidad, su capacidad para tocar "todos los géneros sin esfuerzo y con la misma habilidad creativa", algo que considera "muy raro", que es "su marca personal" y hace de ella "la actriz extraordinaria que es".

"Borda todos sus papeles unos tras otros. Su capacidad de transitar por todo tipo de emociones de forma tan sutil y creativa me maravilla y me da mucha envidia sana. Es una compañera valiente y arriesgada. Se tira sin red y vuela muy alto", subrayó. Bardem afirmó que, "como persona, es muy generosa, muy divertida y con un sentido de realidad extraordinario".