Manifestación de estibadores
Manifestación de los estibadores en Estrasburgo contra el proyecto de la UE (EFE)

La información con la que contaba este organismo adscrito al Ministerio de Fomento a última hora de la mañana del lunes indica que de los 4.721 trabajadores disponibles el 99,5 por ciento (4.699) secundó la huelga, y que no se registró ningún tipo de incidente y se cumplieron los servicios mínimos decretados.

Los trabajadores protestan por la iniciativa para liberalizar los servicios portuarios

Así, miles de estibadores de doce países europeos, entre ellos 1.700 españoles, se manifestaron ante la sede del Parlamento Europeo, en la ciudad francesa de Estrasburgo, para expresar su rechazo a la propuesta de directiva para liberalizar los servicios portuarios.

Disturbios en Estrasburgo 

Los manifestantes, unos 9.000 según los organizadores y 5.000 según la Policía, se enfrentaron con fuerzas antidisturbios francesas y rompieron a pedradas varias ventanas de uno de los edificios que integran el complejo del Parlamento Europeo.

Los estibadores de los puertos españoles y la mayoría de puertos europeos, excepto los del norte de Europa, que ya celebraron su protesta el pasado día 11, mantienen una huelga, que empezó a las 08.00 horas del lunes y acaba a las 20.00 horas de este martes.

La propuesta de la Comisión Europea abre a la competencia los servicios de manipulación, amarre y acceso a los buques en los grandes puertos y prevé, bajo algunas condiciones, la autoasistencia, la posibilidad de que las navieras utilicen sus propias tripulaciones en las labores de carga y descarga.

Intersindical Canaria (IC) apoyó la huelga de los estibadores en defensa de su profesión y la concentración que se celebra en Estrasburgo, y calificó la directiva como "una nueva maniobra de agresión a los legítimos derechos laborales de los estibadores".

La huelga de estibadores paralizó los puertos belgas, ya que no se estaba procediendo a la carga y descarga en ninguno de los puertos y también en Francia la mayoría de los estibadores secundaron la primera jornada de huelga.

Seguimiento en los puertos españoles

En España, los estibadores de los puertos canarios secundaron al cien por cien la primera jornadas de huelga, y a lo largo de estos dos días de paro sólo se procederá a la carga y descarga de productos perecederos y se atenderá al tráfico interinsular.

La huelga paralizó desde esta mañana la actividad del Puerto de Santander, al ser secundada por la "amplia mayoría" de los 120 profesionales afectados en la región, según UGT.

Los estibadores de los puertos de Pasajes (Guipúzcoa) y Bilbao también secundaron la huelga, y la actividad de carga y descarga de mercancías en los puertos gallegos permanecía paralizada.

El gerente de la Sociedad Española de Estiba y Desestiba (Sestico), Wifredo Melandrez, señaló a EFE que la huelga en A Coruña es total, ya que no trabaja ninguna de los 44 estibadores que hay en este puerto.

Por otro lado, entre 60.000 y 70.000 toneladas de mercancías se dejarán de manipular en los puertos de la provincia de Las Palmas.

El movimiento de mercancías en los puertos canarios está paralizado prácticamente, a excepción de los obligados en los servicios mínimos establecidos por la Autoridad Portuaria para atender los productos perecederos y los tráficos interinsulares.

También el puerto de Valencia mantuvo parada la actividad de estiba, y 420 estibadores del puerto de Valencia, 50 del puerto de Sagunto y otros 50 de Alicante se desplazaron a Estrasburgo.

Unos 700 lo hicieron desde Barcelona.

Por contra, en Baleares ningún barco ha quedado pendiente de cargar o descargar, ya que a la poca actividad habitual de los lunes se sumó la previsión de los transportistas.