Esta obra había sido solicitada muchas veces por los vecinos y el colegio San Braulio, ya que los niños tenían que atravesar una vía por la que circulan coches y una niña fue atropellada en 2004. La obra durará cuatro meses y el tráfico se desviará por la calle Pantano de la Sotonera.