Una treintena de edificios ya se caldean con biomasa

Han sustituido sus calderas de gasóleo o carbón por esta energía renovable que no contamina y es más barata. Aragón fue pionera en su aplicación.
Cáscaras de almendra, huesos de aceituna, restos de madera y algodón son la materia prima de la que se obtiene un nuevo tipo de combustible que proporciona energía limpia. Ya hace competencia al gasóleo y se llama biomasa.

En Zaragoza la utilizan 30 comunidades de vecinos, que han sustituido la caldera de carbón o gasóleo por otra de este combustible, más barato y ecológico. Su expansión parece imparable.

BioEbro es la única empresa que se dedica en Aragón a la creación y mantenimiento de estas instalaciones. Fue pionera en España.

La biomasa es una energía renovable que proviene de desechos orgánicos. Se puede utilizar para producir calor (en las calderas) o electricidad (en Aragón hay cinco plantas de este tipo) y, además de ser más limpia, es más barata.

Segura y limpia

En concreto, cambiar una caldera de gasóleo por otra de biomasa supone un ahorro a largo plazo del 50%. Dos kilos de biomasa proporcionan el mismo calor que un litro de gasóleo y cuestan 30 céntimos, frente a los 65 de este último.

Eso sí, la instalación de la nueva caldera supone un desembolso de unos 40.000 euros.

El coste inicial se ve compensado por los beneficios de la biomasa. «Es una energía limpia y renovable, mucho más segura y con casi nulas emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera», explica Aurelio García, director de innovación de la Fundación Ecología y Desarrollo.

Una caldera de biomasa no genera humo como las de carbón y proporciona calor de forma eficiente. La empresa que instala la caldera realiza un seguimiento continuo a través de Internet y rellena los depósitos antes de que se vacíen.

Gran expansión en el futuro

El Gobierno aragonés prevé invertir hasta 2012 unos 4.250 millones de euros en actuaciones relacionadas con las energías renovables. Entre ellas, la biomasa recibirá casi 280 millones de euros. Según se recoge en el Plan Energético de Aragón 2005-2012, será una de las que más impulso reciba. En este periodo de tiempo se prevé que el consumo de biomasa térmica al año se incremente en 69.370 toneladas equivalentes de petróleo (la unidad de medida que usa).

A finales de 2004 se consumían 130.289.

4 preguntas sobre...

La energía del residuo

1¿Qué es la biomasa? Es materia orgánica de origen vegetal o animal. Puede transformarse en energía renovable.

2¿Cómo se convierte en energía térmica? El uso de la biomasa se basa en la liberación de la energía solar que se encuentra almacenada en los vegetales, animales y residuos agrícolas mediante su combustión.

3¿Para qué se usa? Para producir energía térmica (calefacción), electricidad y carburante (biodiésel). El consumo en el sector residencial, comercial y de servicios representa el 60% del gasto final de biomasa térmica en Aragón.

4¿Cuántas plantas funcionan en Aragón con esta energía? Hay cinco centrales de producción de electricidad y 55 de cogeneración (usan biomasa junto a carbón, gas, etc.).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento