El miembro de la Asociación de Víctimas de amianto de Euskadi y secretario de Salud Laboral y Medio Ambiente de CC.OO., Jesús Uzkudun, ha pedido a los trabajadores que se registren en el 'Plan de vigilancia de la salud' para detectar y prevenir el mesotelioma, ya que, en estos momentos, hay 3.500 personas afectadas por amianto, aunque deberían ser más de 30.000.

En rueda de prensa, tras la concentración de la Asociación de Victimas del amianto, ha denunciado la demanda del BBVA y la mutua UMI contra la resolución de la Seguridad Social y la propia instrucción de trabajo que han señalado que un trabajador Cosme Real enfermó a consecuencia del amianto que había en el edificio de la entidad bancaria, donde trabajaba como electricista.

En concreto, Urkudun ha señalado que el trabajador no se encontraba en condiciones de acudir a la concentración porque su estado de salud es delicado".

En este sentido, ha indicado que "bastantes personas han estado en contacto con el amianto por lo que hay sospechas de que existen más casos como el suyo pero que no se han tramitado y reconocido".

De esta manera, ha manifestado que, "en este momento, hay más de 3.500 trabajadores en vigilancia de salud, pero deberían ser más de 30.000 porque muchas personas han estado en contacto con el amianto en Altos Hornos, los astilleros y edificios como el BBVA o el Hospital de Cruces".

Jesús Uzkudun ha afirmado que la Seguridad Social ha reconocido que Cosme Real ha sido afectado por amianto en la entidad bancaria donde trabajaba. Sin embargo, ha dicho que la empresa y la mutua dicen que el contacto con el amianto se produjo en otra compañía, aunque "hay contacto probado con el amianto en el BBVA".

En este sentido, ha señalado que se ha demostrado que con muy poquito amianto es "suficiente para enfermar, y que el mesotelioma se conoce, solo y exclusivamente, derivado del amianto".

Por ello, Uzkudun ha pedido que la gente se registre en el 'Plan de vigilancia de la salud' porque, de ello depende, "la detención precoz de la enfermedad y tener muchos menos obstáculos para que se le reconozca".

En este sentido, ha manifestado que, "a medida que los casos no aparecen, se olvidan, y que tras el amianto aparece la epidemia de silicosis, más numerosa".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.