Un temblor de 6,7 grados en la escala de Richter sacudió la noche del sábado, durante cuatro minutos, las costas de la provincia indonesia de Aceh, en la isla de Sumatra. Es una de las zonas que resultó más afectadas el pasado 26 de diciembre por el seísmo de nueve grados que originó varias olas gigantes (tsunamis) mortales: casi 300.000 muertos en varios países.

El epicentro se localizó cerca de la isla de Simeulue, a 1.590 km de la capital, Yakarta. Los medios locales indicaron ayer que no se registraron daños, aunque el temblor, el mayor en Aceh desde el de hace dos meses, provocó el pánico en la población.

Regreso desde el horror

Un total de 41 soldados y tres aviones militares regresan hoy a Madrid, desde Pekanbaru (Sumatra). Son parte del contingente militar español que viajó en enero al país asiático, dentro de la operación Respuesta solidaria. El grueso de los 623 efectivos y el buque Galicia regresarán el 26 de marzo. La misión, con un coste inicial de 7,8 millones de euros, ha llevado 311.000 kilos de ayuda humanitaria.

Empezar de cero

Después de que, el 26 de diciembre, las olas arrasasen Asia, la fase de emergencia aguda casi ha terminado y comienza una ardua reconstrucción para la que los Estados afectados piden ayuda económica. Además de cientos de miles de viviendas perdidas, en lugares como la India los mayores esfuerzos son para recuperar los cultivos, ahora secos y salinizados. Pero lo más importante para la zona, especialmente para países como Tailandia, Indonesia o Sri Lanka es la recuperación de la confianza del turismo, fuente importantísima de ingresos para estas economías.

26-12-04: el desastre

1 metro se desplazó la isla de Sumatra

2,68 microsegundos menos duran los días, por el cambio del eje de rotación terrestre

9 grados Richter fue la intensidad del seísmo

11 países afectados. El que más, Indonesia

18 españoles resultaron heridos

38 días sobrevivieron 9 personas aisladas en la isla de San Nicobar

700km/h alcanzaron las olas

29.000 hectáreas perdidas  de arrecifes de coral

289.000 víctimas mortales

7 millones de damnificados

7,4 millones de euros donó el campeón de fórmula 1, Michael Schumacher

4.068 millones de euros donados por Estados, ONG y particulares