Los jueces de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu y Fernando Grande-Marlaska, interrogan hoy  a doce de los veinte detenidos el martes.
 

Según un extracto del auto del juez de la Audiencia Nacional, Andreu envío ayer a prisión por pertenencia a organización terrorista islamista al líder principal de esta célula, Mohamed Mrabet Fahsi; al imán de la mezquita "Al Furkan" de Vilanova, Mohamed Samadi, y a otros cinco integrantes del grupo: Hassan Mordoude, Mostapha Fawzi Ait Odriss, Mostapha Es Satty, Mounir Mrabet Fahsi (hermano del líder) y Abdelhak Boudina.

Este grupo estaría a su vez integrado, destaca el juez, en el Grupo Islámico Combatiente Marroquí (GCIM). La Guardia Civil, relata el auto, comenzó a investigar a esta célula en agosto de 2004 al observar "un gran movimiento de personas" en el domicilio de Mohamed Mrabet en horarios intempestivos y que adoptaban medidas de seguridad para evitar ser vigiladas.

También fue detectado un grupo "muy reducido de personas", entre 12 y 15, que frecuentan la mezquita "Al Furkan", donde practicaban una interpretación muy estricta del Islam y mantenían reuniones privadas cuando el resto de los asistentes abandonaba el lugar.

Los investigadores comprobaron que la mezquita estaba dirigida por Mohamed Mrabet y que las labores del imán las realizaba Mohamed Samadi, cuyo discurso es de carácter radical, sobre todo en la oración de los viernes, en la que se pedían oraciones para los "mujahidines" o para las personas que habían dado su vida por la "yihad" (guerra santa).

Samadi, señala el juez, era el presunto líder ideológico del grupo y también se encargaba de recaudar fondos en la mezquita para "el envío de dinero destinado a sufragar actividades terroristas".