Decenas de personas de 34 grupos vecinales y asociaciones ecologistas, agrupados en la plataforma Ciudadanos Contra la Especulación Urbanística, se manifestaron ayer en la Puerta del Sol para rechazar la política de vivienda y medio ambiente de Madrid y exigir «tolerancia cero hacia los delitos urbanísticos».