Dexter
'Dexter', una de las nuevas series de Cuatro. ARCHIVO

Casi dos años después de que el adolescente Anthony Conley de Indiana (EE UU) quitara la vida a su hermano pequeño, su caso sigue provocando conmoción en la opinión pública estadounidense.

Conley, que acaba de cumplir 18 años, se enfrenta ahora a un juicio en el que  podría ser condenado a 65 años de prisión tras declararse culpable, ya que la pena de muerte está descartada al haber cometido el delito cuando aún no era mayor de edad, ha informado ABC News.

Conley podría enfrentarse a una pena de 65 años de prisión Sus abogados defensores han adelantado que argumentarán que Conley estaba enajenado cuando sucedió todo.

El proceso ha devuelto al joven a las portadas de los diarios, donde se recuerdan los detalles más escabrosos del caso que se dio a conocer a principios de 2009.

Al parecer, Conley estranguló a su hermano de 10 años porque le entraron unas ganas irrefrenables de hacerlo, "como cuando te entran muchas ganas de comer una hamburguesa", según explicó a la Policía.

La historia del joven también ha escandalizado a sus lectores porque el joven sostiene que se inspiró en los procedimientos de la serie televisiva Dexter, protagonizada por un psicópata muy particular, para llevar a cabo su crimen.

Tras matar a su hermano y deshacerse de su cuerpo, el adolescente visitó a su novia que, dijo, le vio especialmente animado.

De acuerdo con la página de IndyPosted, Conley no mostró ningún remordimiento cuando acudió poco después a la Policía para confesar su crimen.