Los conductores que a diario circulan por la A-6 (carretera de La Coruña) pueden observar ya multitud de señales y carteles que informan que la A-6 está en obras. Esta carretera es una de las más colapsadas de la comunidad, sobre todo los fines de semana, por eso el Ministerio de Fomento ha decidido que son necesarios más carriles y un nuevo túnel bajo la sierra de Guadarrama para descongestionar el tráfico.
Las obras, que se realizan en varios tramos, «estarán totalmente terminadas en el segundo semestre de 2007», señalaron a 20 minutos fuentes de Iberpistas, la empresa adjudicataria.

Al detalle

Desde el km 22 hasta el 40 Ô Desde el enlace de la M-50 hasta Villalba. En este tramo la A-6 tiene tres carriles por sentido. Después de que finalicen las obras habrá cuatro carriles por sentido.

Entre el km 40 y el 48:  Desde Villalba hasta la salida al Valle de los Caídos. En este tramo las máquinas han comenzado hace poco a realizar los primeros movimientos de tierra. Se pasará de los dos carriles actuales por sentido a tres.

Desde el km 48 hasta el 60:  Entre el Valle de los Caídos y el peaje de San Rafael, ya en Segovia. Es el tramo más complejo. Aquí no se van a ampliar carriles, sino que se va a construir una nueva calzada de dos carriles. Por ella circularán los vehículos que se dirijan a Madrid, sustituyendo a la que ya existe, que pasará a ser reversible en función de las necesidades del tráfico. La nueva calzada obligará a levantar un nuevo viaducto paralelo al de La Jarosa. También se ampliará la zona de peaje de San Rafael.

Nuevo túnel:  Discurrirá paralelo a los dos que ya atraviesan la sierra de Guadarrama. También canalizará el tráfico en sentido a la capital, por lo que el subterráneo que se utiliza actualmente en este sentido pasará a ser reversible. El nuevo túnel, cuyas obras comenzaron en noviembre, obligará a extraer 612.000 metros cúbicos de tierra.

Ampliar el bus-VAO

El Ayuntamiento de Madrid está estudiando cómo ampliar el bus-VAO de la A-6, que se convierte en una ratonera sin salida cada vez que un autobús se avería dentro de él. De los 16 kilómetros que tiene este carril, sólo 3,8, los que van desde su inicio, en Moncloa, hasta Puerta de Hierro, son de competencia municipal. La intención del Consistorio es ampliar este tramo de uno a dos carriles. Las obras costarían 11,5 millones y durarían 15 meses.