El acto institucional de Girona se centra en el reclamo del autogobierno

El acto institucional de celebración de la Diada Nacional de Catalunya de Girona se ha centrado en la reclamación del autogobierno. El conseller de Política Territorial y Obras Públicas, Joaquim Nadal, ha asegurado que "lo que cuenta" es la exigencia de los catalanes en relación al autogobierno.
El conseller de Política Territorial y Obras Públicas, Joaquim Nadal
El conseller de Política Territorial y Obras Públicas, Joaquim Nadal
EP

El acto institucional de celebración de la Diada Nacional de Catalunya de Girona se ha centrado en la reclamación del autogobierno. El conseller de Política Territorial y Obras Públicas, Joaquim Nadal, ha asegurado que "lo que cuenta" es la exigencia de los catalanes en relación al autogobierno.

Por ello ha hecho un llamamiento a "fortalecer el nervio de la nación" como respuesta a la "mutilación" de la voluntad de autogobierno de Catalunya.

"Las instituciones son instrumentos, tanto la Generalitat como los gobiernos locales son la expresión de soberanía del pueblo", ha manifestado Nadal durante su discurso en el Patio de las Magnolias del recientemente inaugurado edificio de la sede de la Generalitat en Girona.

El conseller ha explicado cuales serían para él los "tres nervios" que pueden dar esperanza y seguridad a Catalunya de cara al futuro. En primer lugar, cabe reconocer como preocupación máxima las dificultades que tienen los catalanes para superar la crisis. Además, de hacer progresar la lengua y cultura catalanas como algo singular. La lengua, el segundo nervio, es un hecho de identificación indiscutible, ha dicho.

Por último, el tercer nervio, ha asegurado Nadal, es el del autogobierno. Por ello, y haciendo referencia a Jaume Vicens Vives, ha recordado que el pueblo catalán siempre ha superado las adversidades y dificultades con las que ha ido topando.

Nadal se ha sumado al discurso institucional del presidente de la Generalitat, José Montilla, quién ha sostenido que la economía catalana se está recuperando y ha instado a los catalanes a dar lo mejor de sí mismos ante las crisis económica, institucional y política que implican que Catalunya se encuentre en una "hora grave y exigente".

En este sentido, el conseller, ha pedido a todo el mundo "implicación en la respuesta exigente a los problemas", la crisis económica y la política; ésta última de una "envergadura excepcional".

Por su parte, el delegado de la Generalitat en Girona, Jordi Martinoy, ha reivindicado "una manera de hacer gerundense" que se ha evidenciado muy positiva y que viene marcada "por el consenso y el trabajo conjunto".

Martinoy también ha lamentado algunos "tics centralistas" que todavía sufren las comarcas de Girona, por parte de Madrid y Barcelona. En este sentido, por ejemplo, ha criticado que "no se hayan acabado de resolver situaciones históricas de desinversión en infraestructuras dependientes de la administración del estado" o que tampoco se hayan arreglado la problemática de la prostitución.

"Nos ven como una periferia o un culo de saco", ha sentenciado el delegado del Govern.

En el acto han participado también la consellera de Salut, Marina Geli, el subdelegado del Gobierno, Francesc-Francisco Busquets, la alcaldesa de Girona, Anna Pagans, el presidente de la Diputación de Girona, Enric Vilert, además de representantes sindicales y de la sociedad gerundenses.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento