La Comunidad Islámica de Zaragoza celebra el final del Ramadán y extiende su solidaridad a "todo el mundo"

Los aproximadamente 42.000 ciudadanos musulmanes residentes en Aragón, de los que unos 23.000 viven en la ciudad de Zaragoza, celebran este viernes la fiesta del final del Ramadán, el mes sagrado de esta Fe, dedicado a la paz, la piedad y la solidaridad para "todo el mundo", según el presidente de la Comunidad Islámica de Zaragoza (CIZ), Fawaz Nahhas.

Los aproximadamente 42.000 ciudadanos musulmanes residentes en Aragón, de los que unos 23.000 viven en la ciudad de Zaragoza, celebran este viernes la fiesta del final del Ramadán, el mes sagrado de esta Fe, dedicado a la paz, la piedad y la solidaridad para "todo el mundo", según el presidente de la Comunidad Islámica de Zaragoza (CIZ), Fawaz Nahhas.

Miles de musulmanes han orado desde las 8.30 a las 11.30 horas de este viernes en la Feria de Zaragoza y el aparcamiento de la Expo, en Zaragoza, siguiendo al imán de la mezquita de la capital aragonesa. Es tradición celebrar una comida en cada hogar y visitar a familiares y amigos.

Nahhas ha explicado que los fieles que no han podido acudir a los rezos por motivos laborales o causa mayor pueden celebrar la fiesta en la plegaria que se celebra a partir de las 14.45 horas en la mezquita del barrio Oliver.

"No hacemos distinción entre raza ni religión", ha opinado Nahhas, quien ha considerado que las Leyes deberían prohibir la aparición pública de personajes como el reverendo Terry Jones, quien ha animado días atrás a quemar ejemplares del Corán, libro sagrado, en la ciudad estadounidense de Gainsville, lo que finalmente podría no ocurrir.

Sobre el entendimiento entre Occidente y el mundo árabe, Nahhas ha estimado que "estamos condenados a hacerlo" y, de hecho, "el Islam no choca con Occidente" ni tiene problema alguno "con Occidente en sí mismo", salvo las "provocaciones de ciertas personas" de las dos civilizaciones, quienes "crean los malentendidos".

El presidente de la Asociación de Inmigrantes Senegaleses en Aragón y personalidad destacada de la comunidad islámica subsahariana, Moussa Fal, ha indicado que la jornada ha comenzado con un lavado purificador, el uso de perfumes y ropas especiales, tras lo cual han acudido a rezar.

"Nos hemos perdido perdón unos a otros por todo lo que ha podido ocurrir durante toda la vida y, en especial, estos días". Después, se celebra una significativa comida en cada hogar, dedicada a agradecer a Dios el haber cumplido las obligaciones religiosas del Ramadán.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento