Irlanda condenada en Estrasburgo a indemnizar a un antiguo terrorista del IRA

  • Deberán pagar 15.500 euros a Brendan McFarlane.
  • La condena es por tardar más de 10 años en concluir un proceso judicial y negarle acceso a un recurso efectivo.
La presidenta de Irlanda, Mary McAleese.
La presidenta de Irlanda, Mary McAleese.
Sergey Ponomarev / EFE

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos condenó a Irlanda a indemnizar con 15.500 euros al ex miembro del IRA Brendan McFarlane por tardar más de 10 años en concluir un proceso judicial y negarle acceso a un recurso efectivo.

La Gran Sala del Tribunal decidió, por 12 votos a favor y 5 en contra, que McFarlane tendrá que recibir 5.500 euros por daños morales y otros 10.000 euros por las costas judiciales.

En 1998 el demandante fue puesto en libertad condicional tras haber cumplido una pena de prisión por su participación en los años 70 en un atentado del Ejército Republicano Irlandés (IRA). Días después fue detenido e inculpado por secuestro y por posesión ilícita de armas, dos delitos que pudo haber cometido en 1983, tras fugarse de la cárcel. Pudo salir en libertad, pero bajo control judicial, al cabo de ocho días.

El proceso en su contra ante el Tribunal Criminal Especial de Dublín fue archivado en 2008.

Esperando más de una década

McFarlane presentó en 2006 una demanda ante el Tribunal de Estrasburgo, donde se quejaba de la duración del proceso, la imposibilidad de presentar recurso y los 40 viajes de Belfast a Dublín (320 kilómetros ida y vuelta) que tuvo que hacer a causa del procedimiento. En su sentencia, el Tribunal de Estrasburgo considera que Irlanda violó sus derechos a un proceso justo en un plazo de tiempo razonable y a un recurso efectivo recogidos en el Convenio Europeo de Derechos Humanos.

A ese respecto, subraya que el Gobierno irlandés "no ha conseguido explicar de manera convincente los plazos imputables a las autoridades". Además señala que "las acusaciones que pesaban sobre el demandante eran graves y él ha tenido que soportar su peso" durante diez años y medio antes de ser archivadas.

El juez español Luis López Guerra formuló una opinión disidente en la que puntualizó que McFarlane no había pedido una indemnización ante ningún tribunal irlandés, por lo que Irlanda "no había tenido ocasión de pronunciarse" sobre una posible indemnización. López Guerra hubiera preferido, en consecuencia, que la demanda se hubiera declarado inadmisible por no haber agotado el demandante todas las vías internas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento