Barack Obama
El presidente de EE UU, Barack Obama. DAVID MAXWELL / EFE

La quema del Corán podría resultar en "gran violencia" contra las tropas de Estados Unidos en Afganistán y, si se lleva a cabo, "dará a Al Qaeda una bonanza en el reclutamiento de combatientes". Así lo ha asegurado el presidente Barack Obama, que ha calificado de "acto destructivo" la quema de copias del Corán planificada por una congregación cristiana en Florida.

A Jones le motiva su fe y espero que escuche a los ángeles buenosTerry Jones, pastor de la iglesia Dove World Outreach, en Gainesville, ha reiterado que no cejará en su plan de quemar copias del libro sagrado de Islam el próximo sábado, cuando se cumpla el noveno aniversario de los ataques terroristas contra Estados Unidos.

"Si es que (Jones) escucha esto, espero que comprenda que lo que se propone hacer contraría completamente nuestros valores", ha añadido en una entrevista concedida a la cadena de televisión ABC, el presidente, quien ha dicho que como comandante en jefe de las Fuerzas Armadas espera que el líder de la secta "comprenda que su acción podría poner en gran peligro a nuestros jóvenes uniformados en Irak y en Afganistán". Obama ha opinado que a Jones "le motiva su fe, y espero que escuche a los ángeles buenos".

Su acción podría poner en peligro a nuestros jóvenes uniformados en Irak y en Afganistán"El jefe de las tropas estadounidenses en Afganistán, general David Petraeus, y el jefe del Estado Mayor Conjunto, almirante Mike Mullens, han advertido que la profanación del Corán podría enfurecer a los musulmanes en todo el mundo. La secretaria de Estado, Hillary Clinton, el secretario de Justicia, Eric Holder, la ex gobernadora de Alaska, Sarah Palin, y el Vaticano, entre otras voces influyentes, han expresado su oposición a la quema planificada del Corán.