Corán
Una estudiante, durante su visita a una exhibición de coranes en Karachi, Pakistán. EFE

La secretaria de Estado, Hillary Clinton, instó este miércoles al pastor de una pequeña iglesia bautista en Florida a que desista de sus planes de quemar el Corán el próximo sábado, en el noveno aniversario de los atentados terroristas en EE UU, que se cobraron la vida de unas 3.000 personas el 11 de septiembre de 2001.

El acto es indignante y una aberración En un discurso sobre política exterior en Washington, Clinton condenó por segunda vez en dos días la propuesta del reverendo Terry Jones, del Dove World Outreach Center en Gainesville (Florida), de quemar el libro sagrado de los musulmanes, acto que calificó de "indignante" y como una "aberración" que no refleja los valores de EE UU.

Terry JonesSegún Clinton, es "lamentable" que una pequeña congregación como la de la iglesia que lidera Jones haya logrado tanta atención por la forma tan "vergonzosa" de conmemorar el noveno aniversario de los atentados terroristas en suelo estadounidense.

Clinton y otros funcionarios de alto rango de la Administración Obama han advertido de que la quema del Corán, tal como prevé Jones, pondrá en riesgo la seguridad de los soldados estadounidenses en el exterior.

Mensaje radical

Sin embargo, horas antes, el reverendo Jones dejó claro que pese a la condena internacional él seguirá adelante con sus planes para este sábado. En declaraciones a la cadena televisiva CBS, Jones dijo que con la quema del Corán quiere enviar un mensaje contra el "radicalismo" del islam.

Definitivamente el islamismo radical es un enemigo El mensaje contra los extremistas musulmanes que impulsan la sharia (ley islámica) es que "si están en Estados Unidos, necesitan respetar, honrar y obedecer nuestra Constitución y no imponernos su agenda lentamente", explicó Jones. "Definitivamente el islamismo radical es un enemigo. También está el asunto de cómo, según creo, algunas veces no nos damos cuenta de que este elemento radical del islam está más arraigado en la comunidad musulmana de lo que verdaderamente queremos admitir", recalcó Jones, al insistir en que su táctica es "muy necesaria".