Un punto limpio
Los muebles deberán ser llevados a un punto limpio. ARCHIVO

El Ayuntamiento de Madrid ha suprimido el servicio de recogida de enseres y muebles, que pasaba por los barrios de la ciudad una o dos veces al mes (en función del distrito) para llevarse los trastos al vertedero.

Quiene se quieran desprender de sus muebles viejos tendrán que llevarlos a un punto limpio o llamar al 010 Esta supresión está incluida dentro de los planes de recorte de gasto emprendidos por el Consistorio madrileño para afrontar la crisis. A partir de ahora, los vecinos que se quieran desprender de sus muebles viejos tendrán que llevarlos a uno de los puntos limpios de la capital o llamar al 010 para pedir la recogida a domicilio personalizada, rellenado este formulario on line.

El Ayuntamiento ha recordado a los ciudadanos que está prohibido abandonar enseres voluminosos y residuos en la vía pública.

 

Consulta aquí más noticias de Madrid.